12 de julio de 2007

Copa América.- Argentina aparta a México del camino a la final de la Copa de América para citarse con Brasil

PUERTO ORDAZ (VENEZUELA), 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La selección de Argentina goleó a la de México con un contundente 3-0 en la segunda semifinal de la Copa América, que se está celebrando en Venezuela, con lo que se cita el próximo domingo con Brasil en el partido que cierra la competición parar reeditar la final de la última edición, en Perú 2004, en la que la 'verdeamarela' se impuso en los penaltis.

El conjunto dirigido por Alfio Basile se presenta al gran clásico invicto y con una media de 3,2 goles por encuentro (16 tantos en cinco partidos), después de imponerse con autoridad esta madrugada a la que se erigía como la mejor defensa del campeonato, con un sólo gol recibido hasta la semifinal.

La albiceleste cimentó su triunfo en una gran segunda parte, en la que Messi y Riquelme, éste de penalti, que lo sitúa, además, a uno de Robinho como máximo goleador del torneo, certificaron la victoria de Argentina, que abrió el marcador con un tanto del defensa Gabriel Heinze al filo del descanso.

No obstante, las primeras ocasiones fueron para México, incluso con un disparo al palo de Andrés Guardado, pese al dominio inicial de Argentina, aunque en realidad los minutos se perdían en el control que ambas selecciones hacían del rival, las dos que mejor juego habían mostrado en el desarrollo de la competición.

El gol de Heinze antes del descanso no amedrentó a México, que salió volcada sobre la portería de Roberto Abbondanzieri, sobre la que Castillo disparó en el larguero con guardameta del Getafe ya vencido.

Pero de nuevo apareció Argentina, esta vez por medio de Messi, que tras ver al portero rival adelantado, elevó una perfecta vaselina que levantó al público de sus asientos. "Me dieron ganas de cerrar el estadio. Sólo los genios hacen cosas así", señaló Basile a la conclusión del partido.

Un penalti transformado por Riquelme situó el 3-0 poco después ante una abatida selección mexicana, que transportó a los presentes al gran clásico que se vivirá el próximo domingo en Maracaibo entre Brasil y Argentina, mientras que a México le quedará el consuelo de la disputa por el tercer puesto un día antes ante Uruguay en Caracas.