13 de julio de 2016

Copa Mundial de la FIFA, 86 años del primer partido del campeonato

Copa Mundial de la FIFA, 86 años del primer partido del campeonato
REUTERS

MADRID, 13 Jul. (Notimérica) -

El 13 de julio de 1930 fue la fecha elegida para ofrecer la primera edición del Campeonato de Fútbol organizado por la Fédération Internationale de Football Association (FIFA). Fue a raíz de la celebración de los Juegos Olímpicos de Ámsterdam en 1928 cuando se decidió confeccionar la primera edición del Campeonato Mundial de fútbol.

De esta manera, se desarrolló un escenario dedicado exclusivamente al fútbol, un deporte que hasta la actualidad se caracteriza por ser el que cuenta con un mayor número de aficionados y movimiento de masas.

La propuesta de este campeonato salió adelante con 25 votos a favor y solo cinco en contra, habiendo sido desechada la idea de incluir el fútbol en las listas preliminares de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1932.

Rápidamente varios países europeos como Italia, Hungría, Países Bajos, España y Suecia presentaron su candidatura para convertirse en sede de esta competición, siendo Uruguay el único país representante del otro lado del océano en la lista de los posibles lugares de celebración. Para el, por entonces, presidente de la FIFA Jules Rimet, le pareció una gran idea celebrar dicho torneo en tierras iberoamericanas, ya que Uruguay gozaba de un rastro exitoso en materia deportiva.

Además de determinadas victorias, Uruguay conmemoraba ese mismo año el centenario de la Jura de la Constitución. Ésta, jurada por el pueblo el 18 de julio de 1930, fue la primera Constitución de la actual República Oriental de Uruguay, título oficial del país.

Tomando influencias de las constituciones francesa y estadounidense, la uruguaya es considerada un acontecimiento importante en el país, puesto que supuso un alivio y garantía de los valores liberales en la sociedad, aunque también fueron el motivo de irregularidades e inestabilidad política en este país.

Sin embargo, tomando como referencia que la firma de dicho tratado hizo más bien que mal en el territorio uruguayo, su elección como sede principal para la primera edición de la Copa Mundial pareció ser la más acertada. Incluso se diferencia del resto de ediciones en que tuvo la exclusividad de evitar la fase clasificatoria.

Directamente, todos los países asociados a la FIFA fueron invitados a participar. Es así como sus territorios hermanos de Argentina, Chile, Perú, México, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay aceptaron la propuesta, siendo la edición en la que participó la mayor cantidad de países iberoamericanos.

Por contra, la presencia de los países europeos fue casi nula. La mayoría de ellos alegaba que los costes por cruzar el Atlántico eran muy altos, además de que la reciente Crisis de 1929 aun dejaba estragos en estos países. A pesar de que Uruguay se ofreció para pagar estos gastos de transporte, finalmente solo se presentaron Bélgica, Rumanía y la antigua Yugoslavia. Por motivos obvios, el país originario de la FIFA, Francia, también tuvo que asistir. También se sumó Estados Unidos, a pesar de haber sido el foco de la Gran Depresión.

No solo fue la situación económica y geográfica de los países participantes la que supuso grandes obstáculos sino que también se sumaron a la lista las desfavorables condiciones meteorológicas. Se había previsto la finalización del Estadio Centenario, construido específicamente para el torneo, para antes del inicio de los partidos pero solo fue a partir del sexto día de competición cuando pudo pisarse su césped.

Los días anteriores, los partidos se jugaron en el Estadio Gran Parque Central (propiedad del Club Nacional de Football) con una capacidad de 20.000 personas, y en el Estadio Pocitos (que era del Club Atlético Peñarol), solo con una capacidad de mil asistentes, frente a los 90.000 que albergaría el nuevo.

Los grupos del campeonato se dividieron de la siguiente forma: Argentina, Chile, México y Francia en el Grupo A; Bolivia, Brasil y Yugoslavia en el Grupo B; Perú, Rumanía, Uruguay en el Grupo C y en el Grupo D, Bélgica, Estados Unidos y Paraguay.

Por parte del primer grupo, llegó a semifinales Argentina después del último partido con su país vecino Chile. En el Grupo B se clasificó Yugoslavia frente a Bolivia, saliendo vencedor con un resultado de 4-0. Uruguay llevó al Grupo C a semifinales a raíz de la victoria contra Rumanía también con un 4-0. Por último, EEUU se clasificó en el cuarto grupo, con un resultado de 3-0 contra los otros dos equipos de la formación, Bélgica y Paraguay.

Tuvo lugar la segunda fase con resultados realmente llamativos: tanto Argentina como Uruguay ganaron por goleada a Estados Unidos y Yugoslavia, respectivamente. Sin embargo, fue el país precursor de este campeonato el que tuvo otro motivo para celebrar estas fechas, lejos de la Constitución, ya que se proclamó campeón de la Copa Mundial de Fútbol el 30 de julio de 1930, con cuatro goles de Dorado, Cea, Iriarte y Castro frente a los dos goles argentinos de Peucelle y Stábile, respectivamente.