26 de enero de 2012

Cuatro muertos,17 desaparecidos colapso edificios Río

Por Pedro Fonseca

RIO DE JANEIRO (Reuters) - Socorristas rescataron el jueves cuatro cuerpos desde los escombros de los tres edificios que colapsaron en el centro de Río de Janeiro, que dejó en evidencia la decrépita infraestructura de la ciudad que será sede del Mundial de Fútbol 2014 y de los Juegos Olímpicos 2016.

Los edificios, uno de ellos de 20 pisos, colapsaron el miércoles en la noche a sólo una cuadra del histórico Teatro Municipal de la ciudad.

El trabajo en los pisos 3 y 9 de uno de los edificios, que podría haber causado el derrumbe de esta construcción y las otras, no estaba autorizado por la comisión de construcciones de Río, dijo Luiz Antonio Cosenza, jefe de la asociación local de ingenieros. "El escenario más probable es una falla estructural", señaló.

Equipos de socorro rescataron a seis personas con vida desde los escombros, pero al menos 17 seguían desaparecidas, dijeron las autoridades. Los edificios eran usados en su mayor parte para oficinas durante el día y estaban casi vacíos al momento del desastre.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, afirmó que la causa del colapso habría sido una falla estructural causada por el trabajo que se efectuaba en uno de los edificios. Agregó que no hubo una fuga de gas que pueda haber causado una explosión.

"El trabajo en uno de los edificios podría haber sido la causa. Podrían haberlo estropeado. Esa es una hipótesis, pero es especulación", declaró Paes a la emisora radial CBN.

"Investigaremos esto por completo porque no es normal que un edificio colapse", añadió.

Río de Janeiro lucha por atender las preocupaciones sobre su decrépita infraestructura, suministro de energía poco confiable y deficiente transporte público mientras se prepara para recibir a eventos deportivos globales.

La construcción y renovación de 12 estadios para la Copa Mundial del 2014 está retrasada y existe preocupación con respecto a que los repletos e ineficientes aeropuertos de Brasil no estén preparados para recibir a los hinchas deportivos que se espera que viajen a Brasil para ambos eventos.

SERIE DE SINIESTROS

Los colapsos de los edificios tuvieron lugar meses después de una explosión causada aparentemente por una fuga de gas en un restaurante en el centro de Río de Janeiro, que dejó tres muertos y aumentó la preocupación sobre el estado de la infraestructura de la ciudad.

En los últimos meses, los habitantes de Río de Janeiro han tenido que lidiar con la explosión de líneas de alcantarillas y deslaves en las favelas de la ciudad, provocados por fuertes lluvias y deforestación.

En los edificios colapsados había una panadería y una sucursal del Banco Itaú Unibanco en el primer piso y estaban cerca de las sedes centrales de la petrolera estatal Petrobras y del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) .

Testigos dijeron que escucharon un crujido de las estructuras y vieron la caída de yeso antes del colapso de los edificios, lo que causó pánico en las calles y cubrió a los automóviles estacionados con polvo y escombros.

"Fue como un terremoto. Primero comenzaron a caer algunos pedazos de los edificios. La gente comenzó a correr. Y entonces todo se cayó de una vez", dijo a Reuters un testigo que se identificó como Gilbert.

Un hombre dijo que estaba en el décimo piso y que corrió hacia abajo por las escaleras justo a tiempo para escapar del colapso.

"Mi esposa estaba adentro. Hablé con ella justo antes del colapso", afirmó entre lágrimas otro hombre a reporteros de televisión.