26 de noviembre de 2019

David Aganzo: "Ser padre o madre en el fútbol es de 'supervalientes"

David Aganzo: "Ser padre o madre en el fútbol es de 'supervalientes"
Fútbol.- David Aganzo: "Ser padre o madre en el fútbol es de 'supervalientes" - PRENSA AFE

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), David Aganzo, insistió este martes en tener protocolos en el futuro Convenio Colectivo del fútbol femenino para garantizar los derechos de las futbolistas en caso de embarazo y remarcó que "ser padre o madre en el fútbol es de 'supervalientes'".

El exdelantero fue uno de los protagonistas de la quinta jornada de 'Encuentros AFE', celebrada en la Clínica CEMTRO de Madrid y bajo el título 'Maternidad y paternidad en el fútbol', un asunto que el sindicato considera de suma importancia y vital en el Convenio Colectivo.

"Ser padre o ser madre es de valientes, y lo digo yo, que veo los niños desde la barrera y sólo puedo hablar como hijo, pero ser padre o madre en el fútbol o en el ejercicio de cualquier carrera deportiva es ya de 'supervalientes'", reconoció David Aganzo.

El exjugador se refirió a las obligaciones de los clubs de respetar la legislación en caso de embarazo de una futbolista. "La legislación laboral y la Ley de Prevención de Riesgos Laborales dicen que las empresas deben evaluar los riesgos y adecuar o cambiar el puesto de trabajo para garantizar la protección de la maternidad y la lactancia", indicó en declaraciones facilitadas por AFE.

"Desde AFE, teniendo en cuenta las características específicas de las futbolistas, hemos incorporado en el Convenio Colectivo que estamos peleando, medidas adicionales y protocolos para garantizar esos derechos y que se adapten esas condiciones, el tiempo de entrenamientos y cualquier otra actividad que la jugadora desarrolle en el club habitualmente", añadió el máximo responsable del sindicato.

Aganzo apuntó que todavía "queda mucho para que la balanza de la igualdad en el ámbito deportivo se equilibre". "Igual que queda aún camino en la lucha por los derechos y condiciones de los futbolistas y las futbolistas que desean ser padres y madres. Confiamos en seguir avanzando entre todos por este camino de justicia", sentenció.

Por parte del sindicato también estuvo presente su presidenta del Comité de Fútbol Femenino, Fe Robles, que remarcó la importancia del protocolo de embarazo y lactancia que la asociación ha elaborado para el Convenio Colectivo porque desean que las futbolistas "sean madres si así lo deciden y que puedan seguir con su carrera profesional".

"Hablamos de cuestiones de sentido común. Quiero recordar que muchas mujeres de otros deportes han sido madres y han continuado compitiendo sin problemas", añadió la directiva del sindicato.

También participó en estas jornadas Ana de la Torre, integrante del equipo de traumatología general de la Clínica CEMTRO y médico del Getafe CF, que expuso los cambios físicos que experimenta una mujer durante el embarazo y qué ejercicios puede realizar y cuáles no dependiendo del momento.

"Durante el primer trimestre hay más riesgo de abortar, el segundo es el mejor para hacer deporte y en el tercero se corre el riesgo de sufrir una caída y hay más fatiga", añadió en su ponencia 'Embarazo y deporte', subrayando que "hacer deporte siempre beneficia" y que "una embarazada no es una persona enferma".

El doctor Pedro Guillén, fundador de la Clínica CEMTRO y jefe de traumatología, remarcó que "ser madre es lo más trascendente que hay en la vida", mientras que la médico deportivo y traumatóloga María Concepción Romero Jaramillo se centró en el ciclo menstrual y en cómo afecta al rendimiento deportivo.

Así, advirtió en su ponencia 'Mujer y Deporte' que hay que "adaptar los ciclos menstruales a las fechas de competición en atletas que buscan rendimiento" y también apostó por hacer ejercicio durante el embarazo "mientras no corran riesgo y se encuentren bien".

Finalmente, Oriol Riera, futbolista del CF Fuenlabrada y padre de tres hijas, confesó que su paternidad "lo cambió todo" en su vida, pero que no se arrepiente porque "compensa".