5 de diciembre de 2015

Discriminación y racismo en el fútbol, presentes a pesar de las leyes

Discriminación y racismo en el fútbol, presentes a pesar de las leyes
UNESCO

MADRID, 5 Dic. (Notimérica) -

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha elaborado el primer informe sobre la discriminación y el racismo en el fútbol, en colaboración con el club de fútbol italiano Juventus.

El estudio, titulado '¿Color? ¿Qué Color?', destaca el importante papel de este deporte, "no sólo como una actividad social, sino también por sus atributos propios de una poderosa herramienta de aprendizaje".

Por ello, los creadores del informe, consultado por Notimérica, desean incentivar la utilización del fútbol como medio para lograr el cambio social, convirtiéndose en una fuente de inspiración y buenas prácticas.

El documento destaca los casos de Brasil, España e Italia, donde se cuenta con una autoridad oficial que monitoriza y sanciona todos aquellos actos de discriminación o racismo.

ASIGNATURA PENDIENTE.

Asimismo, la investigación confirma que el racismo y la discriminación siguen siendo un tema "extremadamente delicado", a pesar de las grandes organizaciones internacionales que están volcadas en esta lucha y las numerosas leyes reguladoras contra estas prácticas.

En este sentido, los expertos diferencian entre tres formas de racismo: el racismo impulsivo, consistente en gestos individuales espontáneos; el racismo instrumental, contra personas y grupos específicos de forma planificada; y el racismo institucional, que involucra a clubes y entidades que bloquean la participación de minorías, incluyendo en esta categoría a las mujeres.

De acuerdo con la UNESCO, el marco legal de cada país juega un papel fundamental en lo que a concienciación se refiere. En el caso de Brasil, la Constitución califica al racismo como un crimen y castiga la discriminación.

Además, la Ley 'Pelé' de 1988, que establece los principios básicos del deporte, dice lo siguiente: "Se deben garantizar las condiciones de acceso a cualquier actividad deportiva sin ningún tipo de distinción o discriminación".

Uruguay, por su parte, cuenta con una ley fundamental contra el racismo, la xenofobia y la discriminación.

MUCHAS LEYES, POCA EFICACIA.

A pesar de esto, las entrevistas realizadas por los conductores del estudio revelan que los ciudadanos son bastante críticos en relación a la implementación de las leyes contra el racismo y la discriminación existentes en cada país.

Declaraciones como "No creo que se estén cumpliendo las leyes" o "Tengo la impresión de que hay un gran número de leyes pero que éstas no se aplican", incluidas en el informe, reflejan el escepticismo y desconfianza de la sociedad, que no se muestra optimista ante los posibles progresos en lo que a discriminación y racismo en el deporte se refiere.

Por tanto, ante esta realidad, ¿qué debe hacer el mundo del fútbol para luchar contra esta lacra?

LAS SOLUCIONES.

El informe propone utilizar las nuevas tecnologías para identificar a los culpables de actos de discriminación o racismo durante un partido, en vez de sancionar a un club como colectivo.

En relación a este aspecto, también invita a los seguidores a denunciar a aquellos aficionados que tengan malas conductas en las gradas.

Sin embargo, todas estas recomendaciones no tendrían ningún sentido si no contaran con la colaboración y el apoyo de la sociedad y los actores institucionales, como la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) y la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF) en el caso del continente americano.

"El fútbol es un espejo de la sociedad", destaca el informe, realizado entre octubre de 2014 y mayo de 2015. Por ello, es tarea del los actores institucionales y la sociedad en su conjunto hacer de este deporte un reflejo de buenas prácticas, alejadas de la discriminación y el racismo.