18 de enero de 2011

EEUU.- La candidatura de EEUU, contraria al cambio del Mundial de Qatar al invierno

MIAMI (ESTADOS UNIDOS), 18 Ene. (Reuters/EP) -

La posibilidad de que el Mundial Qatar 2022 se dispute en invierno sigue generando polémica, y en esta ocasión las quejas llegan desde la candidatura de Estados Unidos, que critica que este asunto no haya salido a la luz hasta después de la elección, cuando parece que ya se había estudiando con anterioridad.

"Si se mira el momento en el que se hicieron estos anuncios... cuando hablaron del tema (Franz) Beckenbauer, (Michel) Platini y muchos otros, estoy seguro de que ya se había discutido antes", considera en una entrevista a Reuters Chuck Blazer, miembro de la candidatura de Estados Unidos, que fue segunda en la votación a la que también se presentaron Australia, Japón y Corea del Sur.

Así ve sorprendente la celeridad con la que nada más producirse la elección comenzase a hablarse del tema de las altas temperaturas. "Hay una cierta incongruencia que haya personas que están realmente dedicados al deporte que no tenían ninguna dificultad con la idea de jugar en ese nivel de calor de forma continua durante todo el torneo y que después dijeran 'oh si vamos a cambiar'", se extraña.

Además, rechaza el cambio de fechas, que alteraría el calendario que ha llevado años establecer. "No es un asunto de elegir cuatro semanas en invierno y decir 'aquí es el Mundial'. Es más una cuestión de parar 10 semanas para tener una preparación adecuada", argumentó.

"El daño máximo que estaríamos haciendo no es algo que deba llevarse a cabo sin la debida consideración. Si la idea es moverlo al invierno, debemos hacer un análisis cuidadoso en el que participen todas las partes interesadas, clubes, ligas, entrenadores, jugadores... Todo el mundo debe sentarse y averiguar qué es lo mejor, porque el cambio al invierno tiene serias consecuencias", añadió.

Por otra parte, se quejó del poco peso que tiene en la votación del informe de la Comisión de Evaluación que visita a las candidatas. "De alguna manera tenemos que estar seguros de que tomar estas cosas en seria consideración, no estoy seguro de cómo vamos a hacerlo. Tal vez la inspección deba recibir cierta cantidad de peso y los votos otra (...) no lo sé, pero tenemos ocho años para estudiar esto antes de que votemos en 2026", concluyó.