15 de julio de 2011

ENTREVISTA-FUTBOL-Este Chile es el mejor de historia:Livingstone

Por Gideon Long

MENDOZA (Reuters/EP) - Cuando Sergio Livingstone dice que la actual selección chilena de fútbol es la mejor que ha visto, es algo más que una declaración.

Con 91 años y habiendo trabajado en el fútbol toda su vida, el ex arquero chileno tuvo la oportunidad de disfrutar, y también decepcionarse, con muchos equipos.

Livingstone fue el guardameta de Chile en las décadas de 1940 y 1950. Jugó seis ediciones de la Copa América y disputó 34 partidos en el torneo, un récord que aún hoy se mantiene.

Además, jugó el Mundial de 1950 en Brasil, donde fue capitán de la selección chilena contra Inglaterra en el recién inaugurado estadio Maracaná, en Río de Janeiro.

"Perdimos 2-0. (Wilf) Mannion y (Stan) Mortensen marcaron los goles", recuerda Livingstone sobre la Copa de Brasil.

Seis décadas después y pese a su edad, Livingstone trabaja ávida y perceptivamente como experto para la cadena televisiva estatal de Chile, TVN, y actualmente asiste a los partidos de la "Roja" en el certamen continental.

Cuando arribó el martes al estadio para el encuentro con Perú, canoso y caminando con la ayuda de un bastón, el ex arquero recibió una ovación de pie de los hinchas chilenos.

Cortés y elocuente, Livingstone se muestra contento al hablar de su pasado. Pero sus ojos realmente se abren cuando se refiere a la actual selección chilena.

"Esta es 'la' selección para mí, nunca se juntó una hornada (camada) tan nueva, tan buena y tan beneficiosa para nuestro fútbol", dijo Livingstone en una reciente entrevista con Reuters.

"Fútbol, armazón, mente, inteligencia, todo eso junto como en este equipo, no ha tenido (una selección chilena)", señaló.

DEBUT EN 1941

Más de 70 años han pasado desde que Livingstone hizo su debut en la Copa América en su propio país en 1941.

"No había televisión, la gente no tenía auto e iba al estadio en bus", recordó Livingstone en los estudios de TVN en Mendoza. "No había alambrados y la cancha se llenaba muy temprano. No había demasiado que hacer en esos días".

Livingstone jugó la Copa América en Brasil, Ecuador, Perú y Uruguay entre 1942 y 1953, pero se perdió la edición de 1946 en Argentina.

"En diciembre del 45 me lesioné una rodilla y el campeonato empezaba en enero (del 46) y no pude ser convocado", recordó.

"Debería haber estado ahí. Esa rodilla hasta el día de hoy me pasa factura", añadió.

Quizás sin mucha sorpresa, el ex guardameta considera al Brasil de 1970 como el mejor equipo que ha visto. Según sus palabras, esa selección "le cambió la cara al fútbol mundial".

El "Sapito" también ingresa en la polémica sobre quién fue el mejor futbolista de todos los tiempos y ubica al argentino Alfredo Di Stéfano por encima de Pelé y Diego Maradona.

"Yo vi a un tremendo jugador, de una velocidad despampanante, que jugaba en toda la cancha, que organizaba, que era goleador y que es Di Stéfano, pero él no tuvo la televisión ni un Mundial porque se lesionó", dijo Livingstone, quien enfrentó a Di Stéfano, y sufrió un gol, en el 1-1 de la Copa América de 1947 en Ecuador.

RAICES ESCOCESAS

Nieto de inmigrantes escoceses, Livingstone recuerda observar a su padre, John Henry Livingstone, jugar para Santiago National, un equipo que ya dejó de existir pero que fue miembro fundador del fútbol chileno.

"El fue jugador, deportista, fue periodista, tuvo un diario, organizó peleas de boxeo, campeonatos de equitación, fue un hombre versátil y fue enviado a los Juegos Olímpicos de Amsterdam (1928) como observador de Chile", dijo.

Pese a haber presenciado más de 30 Copas América como jugador, hincha y periodista, Livingstone nunca vio a Chile campeón. La "Roja" finalizó segunda en cuatro ocasiones.

El domingo, Chile enfrentará a Venezuela por un lugar en semifinales pero, a pesar de su entusiasmo por el actual equipo, Livingstone mantiene la cautela.

"Yo soy escéptico, negativo", señala. "Hemos pasado tantos malos ratos cuando estábamos a punto de ... que yo no tengo lo que tiene la gente joven. La gente sueña, yo no sueño", explicó.

"Si Chile queda entre los cuatro (mejores) sería fantástico. Si sigue, milagro (...) Yo le tengo mucho miedo al fútbol, al futuro, a los golpes que uno se da", destacó.

Una vez que la Copa termine, el próximo gran objetivo de Chile será clasificar al Mundial 2014 en Brasil, donde Livingstone jugó contra los ingleses hace muchos años.

¿Emprenderá ese viaje de regreso?.

"En el 2014 voy a estar mirando las plantas desde abajo", dice con una sonrisa pícara. "Ni me pongas esa fecha".