25 de agosto de 2011

ENTREVISTA-FUTBOL-Disciplina y localía, claves nuevo DT Paraguay

Por Daniela Desantis y Mariel Cristaldo

ASUNCION (Reuters/EP) - El nuevo entrenador de la selección paraguaya de fútbol, Francisco Arce, encarará su primera eliminatoria mundialista en el cargo aprovechando al máximo la localía y apostando por una férrea disciplina, algo que perfeccionó con su "segundo papá", Luiz Felipe Scolari.

Arce, un ex defensor de Paraguay que jugó los mundiales de Francia 19998 y Corea-Japón 2002, lleva menos de un mes en el cargo que dejó el argentino Gerardo Martino y que asume como el desafío más importante de su carrera a los 40 años.

El campeón de la Copa Libertadores de América con los clubes brasileños Gremio y Palmeiras solo tiene en carpeta su exitoso paso por el pequeño club Rubio Ñu, al que ascendió a primera división en sus tres años como entrenador. Pero suele molestarse cuando le preguntan si está preparado para dirigir.

"La preparación no tiene que ver con tu capacitación. Si vamos a hablar de la conducción de la selección claro que no tengo experiencia porque dirigí un sólo club", dijo Arce, quien es más conocido con el apodo de "Chiqui", en una entrevista con Reuters, en las oficinas de la selección en Asunción.

"Pero si me preguntan si estoy acostumbrado a la presión, es evidente que no me voy a cagar (asustar) si jugué 12 años en la selección, 11 años afuera y convivo con la presión desde los 15 años", responde, dejando a un lado su calma habitual.

Arce ya comenzó a preparar al equipo para la eliminatoria que arrancará en octubre y que califica como altamente competitiva, pese a la ausencia de Brasil, por el nivel que muchas selecciones sudamericanas mostraron en la reciente Copa América de Argentina.

Paraguay llegó a la final del torneo pero con un juego que no gustó y el nuevo equipo técnico deberá mostrar más solidez en los encuentros ante Perú como visitante y Uruguay de local, en el inicio del torneo clasificatorio para Brasil 2014.

Ante Perú "buscaremos preparar un equipo que consiga reaccionar a su planteo. Tenemos una idea clara de cómo juegan ellos (...) pero nunca vamos a salir a esperar y ver qué pasa", dijo Arce, quien fue pupilo del actual técnico de Perú, Sergio Markarián, en la eliminatoria para Corea-Japón 2002.

"Y con Uruguay tenemos una ventaja importante en cuanto a resultados en eliminatorias y vamos a hacer valer la localía. El factor localía siempre ha sido para nosotros especialmente vital para conseguir la clasificación y ahora más que nunca hay que trabajar en eso", agregó.

MIRANDO A BRASIL

Arce jugó ocho años en Brasil y muchos marcan la mirada hacia ese país como una diferencia clara con Martino, que promovió la nacionalización de jugadores nacidos en Argentina como Lucas Barrios y Néstor Ortigoza para armar el equipo.

"Chiqui", que se formó como técnico con Scolari y es un apasionado del fútbol "verdeamarelho", convocó a dos jugadores que militan en la liga brasileña para los amistosos con Panamá y Honduras el 2 y 6 de septiembre respectivamente.

"En Argentina hay varios chicos que estamos siguiendo y que tendrán oportunidad, pero en el gusto futbolístico veo más el fútbol brasileño", sostuvo el estratega, quien también aclaró que no era un "antinacionalizados", por no haber llamado a Barrios y a Ortigoza para los amistosos.

Arce dijo que hablaba habitualmente con Scolari para pedirle orientación, aunque tenía un estilo de dirigir distinto.

"El es mucho más pragmático, yo soy medio 'kamikazecito', a veces medio loco. El es más seguro, más lineal, una persona fantástica (...) casi como mi segundo papá", señaló.

Y tal como su mentor, promete ser intransigente con la disciplina.

"El equipo nuestro va a ser parecido a nosotros. Yo cuando jugaba era limitado en algunas cosas pero jugaba muy concentrado, muy simple y muy rápido, y era especialista en ciertas cosas. Y una sola vez llegué tarde en toda mi carrera", comentó.

"Podremos elegir o no una mala estrategia, pero en lo de la disciplina, el día que no pueda sostener eso, me voy a mi casa, tranquilamente", sentenció.