26 de abril de 2010

ENTREVISTA-FUTBOL-Maduro Uruguay, listo para sorprender: Lugano

Por Alexandra Hudson

ESTAMBUL (Reuters/EP) - El largo y difícil camino de la selección de Uruguay para clasificar al Mundial de fútbol ha transformado a un joven plantel en un experimentado y confiado equipo que se dirigirá a Sudáfrica con grandes ambiciones, dijo el capitán de la "celeste", Diego Lugano.

La madurez conseguida con dificultad harán de Uruguay un rival desafiante y decidido en el Grupo A para Francia, México y el anfitrión Sudáfrica, dijo el jugador de 29 años a Reuters en el sitio de entrenamiento del Fenerbahce en Estambul.

"Hoy el equipo uruguayo es uno joven pero con experiencia. La mayoría de los jugadores juegan con equipos importantes en Europa, lo que nos da confianza y nos ayuda a creer que tenemos el potencial para desafiar a cualquiera", afirmó.

"El equipo ha madurado. Creció mucho durante las rondas eliminatorias y llegaremos a Sudáfrica altamente preparados", agregó.

Uruguay tiene una ilustre tradición en el fútbol. Ganó la primera final de una Copa del Mundo en 1930 y obtuvo un segundo título en 1950, pero nunca pudo recuperar ese nivel en las últimas décadas.

La "celeste" terminó quinta en la eliminatoria sudamericana al Mundial de Sudáfrica y llegó a la Copa del Mundo tras superar a Costa Rica en un repechaje que definió como local en Montevideo.

"Las eliminatorias sudamericanas son sin duda alguna las más difíciles en el mundo. No sólo estás jugando contra selecciones de alto nivel sino que también juegas en distintos climas", indicó.

"Eso te prepara para el Mundial (...) también nos ha ayudado a madurar", señaló Lugano.

El defensa anotó cuatro goles durante la eliminatoria y espera continuar su incursión en el ataque en Sudáfrica.

"Mi trabajo es defender, organizar el equipo para que no cometa errores, pero también ayudar en el ataque. Por supuesto que sueño con anotar goles, es una de las mejores cosas que le pueden pasar a un jugador, aunque mi primer sueño es tener un buen Mundial", sostuvo.

CARGA EMOCIONAL

Lugano, quien se unió a Fenerbahce en 2006, es un jugador profundamente comprometido con su rol como capitán.

"En mi experiencia ser capitán en Uruguay es distinto porque Uruguay tiene una fuerte historia de buenos capitanes, quienes deciden muchas cosas dentro y fuera del equipo", explicó.

"Eso a veces es pesado, una carga emocional. Lo agradable es que soy parte de una historia del fútbol como la nuestra que es muy rica en títulos y rica en tener grandiosos capitanes", añadió.

Uruguay enfrentará a Francia en Ciudad del Cabo el 11 de junio en su debut en el torneo.

"El partido más difícil es siempre el primero en un Mundial ya que marca la tendencia. En nuestro caso es contra una potencia como Francia. Aunque llega al torneo no en su mejor nivel es uno de los favoritos debido a la cantidad de buenos jugadores que tiene", concluyó.