18 de mayo de 2011

ENTREVISTA-FUTBOL-Perú puede renacer en Copa América: Cubillas

Por Claudio Cerda

SANTIAGO (Reuters/EP) - La selección peruana de fútbol puede soñar con un renacimiento en la Copa América de la mano del técnico Sergio Markarián, aspirar a un desempeño parecido al de las épocas de gloria y dejar atrás décadas de frustraciones, dijo el ex internacional Teófilo Cubillas.

Cubillas, un ícono de la época de oro del fútbol peruano en la década del 1970 y comienzos de la siguiente, destacó que el equipo puede lograr el anhelado salto con el técnico uruguayo en el torneo continental que, según dijo, podría ser el mejor en varias ediciones.

"Estoy apostando por el equipo peruano, porque Markarián como técnico ha conseguido darle al equipo la actitud que hace bastante rato no tenía", dijo Cubillas a Reuters en una conversación telefónica desde Estados Unidos.

"Lo que más me agrada es que todos en estos momentos quieren ser parte de la selección. Antes no lo tomaban con la seriedad con que ahora lo hacen, inclusive los chicos que están fuera, todos quieren brindarse al grupo", agregó.

En la Copa América de Argentina, que se disputará del 1 al 24 de julio, Perú estará en el Grupo C junto a Uruguay, Chile y México.

"Perú deber ir al torneo pensando que lo va a ganar todo, esa debe ser su misión, porque yo soy enemigo de esos equipos que participan en una competencia y se conforman con decir gano dos partidos o me conformo con pasar a la siguiente etapa. Eso es de los mediocres", agregó el ex mediocampista.

En los partidos de preparación con Markarián, Perú ha mostrado un juego de mayor equilibrio en sus líneas que le ha permitido obtener cuatro victorias, dos empates y una derrota en siete amistosos, según registros de la FIFA.

La disciplina impuesta por el técnico uruguayo ha sido clave en el alza de un equipo afectado en los últimos años por constantes hechos extradeportivos, según el ex jugador de Alianza Lima.

"Ha sido un tipo muy inteligente que ha sabido enfocar las cosas de una manera tal en la que los muchachos han entendido su mensaje", afirmó Cubillas.

En abril Markarián levantó el castigo de unos seis meses que adoptó contra los jugadores Jefferson Farfán, Reimond Manco y John Galliquio, marginados por escaparse de una concentración en Panamá.

CHILE MANTIENE NIVEL

El Grupo C será un duro escollo para Perú, dijo Cubillas, ya que tanto Chile como Uruguay han mostrado un gran nivel como en el Mundial 2010.

Chile cambió de entrenador a comienzos de este año, cuando el argentino Claudio Borghi reemplazó en el cargo a su compatriota Marcelo Bielsa.

"Yo pensé que con el alejamiento de Bielsa, Chile podía disminuir su potencial, pero veo que sigue cosechando buenos resultados. Creo que esto se debe a que Bielsa mentalizó a los jugadores de una manera tal en la que prevalece la experiencia ganada en el anterior proceso", comentó.

Borghi asumió en el equipo en febrero, y en su debut un mes más tarde el equipo empató 1-1 con Portugal en Leiria y venció 2-0 a Colombia en La Haya.

Cubillas afirmó además que Uruguay se presenta como un rival de temer en el torneo continental por el poder de la ofensiva que integran Edinson Cavani, Luis Suárez y Diego Forlán, decisivo en el cuarto lugar obtenido por la "Celeste" en la última Copa del Mundo.

"Me tocó seguirlos en casi todos sus partidos en el Mundial, y la actitud la garra 'charrúa', caramba, estuvo siempre presente y no va a ser una excepción en Copa América", sostuvo.

Cubillas se alza como máximo referente del combinado peruano, al que guió al Mundial de México en 1970 al eliminar a Argentina en la clasificatoria sudamericana, y el que cinco años más tarde alcanzó el título en la Copa América. Luego comandó el plantel que por última vez disputó un Mundial en España 1982.

Cubillas reconoció que espera que el torneo se convierta en uno de los mejores de los últimos años por la cantidad de figuras de primer nivel de la mayoría de los equipos en Europa, aunque dijo esto dependerá del estado en que lleguen tras la extenuante temporada en ese continente.

El ex jugador, de 62 años, destacó también el desempeño que podría alcanzar de México en el Grupo C, que el equipo azteca disputará con las base de un plantel sub-22 y que podrá ser reforzada con otros cinco jugadores de la selección mayor.

"Lo que me ha gustado siempre de México es su nacionalismo. No va a ser un rival fácil, van a ir convencidos de quererse mostrar porque, imagínate, como sub-22 saben que la Copa América es una vitrina y se van esforzar al máximo", agregó.