27 de marzo de 2007

España/Argentina.- El juez desestima el recurso de Nike contra Messi por incumplimiento de contrato

BARCELONA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El titular del Juzgado Mercantil número 4 de Barcelona ha desestimado el recurso presentado por Nike contra la sentencia que daba la razón al jugador del FC Barcelona Leo Messi en el contencioso que mantenía con la marca deportiva por un supuesto incumplimiento de contrato por parte del argentino, por el que la multinacional reclamaba una indemnización de 5,5 millones de euros.

La sentencia considera que el jugador no violó ningún contrato al firmar un acuerdo más sustancioso con Adidas, mientras seguían abiertas las negociaciones con Nike, porque el documento previo que firmó el jugador con esta última marca no era definitivo y por lo tanto "no era vinculante".

Así, se estima que el documento que Messi firmó con Nike el 23 de mayo de 2005 "no abarcaba todos los detalles del contrato" y que "en un proceso de negociación las partes pueden llegar a acuerdos sobre determinados puntos", pero que "hasta que no haya un acuerdo total el contrato no existe".

De este modo, el documento firmado por Messi, que por aquel entonces era menor de edad, "no pasa de ser un acuerdo preliminar dentro de un proceso de negociación" y, como tal, "carece de virtualidad jurídica alguna".

En esa situación, la sentencia considera que el jugador y Adidas "se valieron lícitamente de la circunstancia de que no se había perfeccionado el contrato entre Nike y Messi para romper las negociaciones" y celebrar "un contrato con una remuneración muy superior".

600.000 EUROS ANUALES.

Messi firmó su primer contrato con Nike en abril de 2002, cuando el jugador contaba 15 años y jugaba ya en las categorías inferiores del Barça. Dos años después se planteó una renovación en mejores condiciones, pero para entonces Messi estaba a punto de debutar como jugador del primer equipo y las negociaciones se atascaron.

Durante el año que duraron las conversaciones, Messi siguió utilizando ropa de la marca Nike, que le siguió obsequiando con sus productos, y finalmente el 23 de mayo de 2005 se firmó el documento objeto de la disputa, ya que Nike lo considera un contrato y el jugador un preacuerdo.

Tras la firma del documento se jugó el Mundial de fútbol sub 20, que ganó Argentina y del que Messi fue escogido mejor jugador, y subió la cotización del argentino, cuyos representantes siguieron negociando los detalles del contrato con la empresa norteamericana.

Entre septiembre y octubre de ese año, Adidas contactó con el jugador para ofrecerle un contrato de imagen en mejores términos que el de Nike-- 600.000 euros el primer año frente a los 180.000 que ofrecía Nike-- tras lo que Nike envió una carta alertando a Adidas sobre de la existencia de un acuerdo previo con el jugador.

Tras ese episodio, Nike aceptó renegociar las condiciones del contrato de Messi, pero a finales de enero de 2006 el jugador envió una carta a Nike dando por finalizada su relación comercial y el 31 del mismo mes Messi jugó su primer partido con el Barça con las botas de Adidas, de quien es imagen desde ese día.