4 de abril de 2006

España/Uruguay.-García desvela que el asistente insultó el sábado con una "palabra fuerte" a los jugadores del banquillo

Elude decir qué les dijo y defiende a Roberto Carlos: "Se dicen cosas peores que esa en el campo y no por eso se echa a un jugador" "La clave es no quejarse, poder tener un diálogo, no fingir, que da asco como algunos se tiran, ir fuerte y no por eso sacar tarjeta..."

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El centrocampista uruguayo del Real Madrid Pablo García desveló hoy que uno de los asistente de Medina Cantalejo insultó, con una "palabra fuerte" a los jugadores del banquillo después de la jugada del penalti, al tiempo que abogó por una arbitraje al estilo inglés, más permisivo, pero también donde los jugadores ayudan, por que no se tiran.

"Igual si Roberto Carlos dijo lo que él árbitro cree está bien expulsado, pero a lo mejor le entendió mal, con el acento brasileño... Pero también debería haber expulsado al línea que insultó a los del banquillo", desveló.

Sin embargo, no quiso decir a qué insulto se refería: "Es una palabra fuerte que no puedo decir, un insulto a los que estábamos en el banco. Después del penalti los que estábamos en el banco protestamos y él nos insultó...".

"Si están las cámaras enfocando lo que decimos podrían poner una cámara al línea. No voy a andar alcahueteando lo que dicen los demás", recalcó, bromeando irónicamente sobre por qué no había contestado al asistente (posiblemente Victoriano Giráldez Carrasco, el otro era Luis Gutiérrez). "Igual contesto y me echan... qué vamos a decir, te calienta, pero qué vas a hacer, tendrían que haber puesto una cámara para que vean que no miento...", expresó.

Además, recordó los malos recuerdos que guarda de este trío arbitral, que dirigió al Australia-Uruguay de la eliminatoria de clasificación para el Mundial. "Es jodido..., te callas, le insultas o le coges del pescuezo y te echan cinco partidos. Cierro el culo y me callo... ya lo tuve con Uruguay en Australia...nos echaron del Mundial", explicó.

Por otra parte, quiso defender a Roberto Carlos, considerando que debería ser más castigado un jugador que finge, aunque también cree que debería protestar menos, aunque los insultos en calientes sean inevitables. "El fútbol es un deporte de hombres y hay cosas que dejar pasar. Todo el mundo está caliente, si te pones a sacar roja a todos acabamos tres contra tres porque se dicen miles de cosas", apuntó.

Así, opina que hay que seguir el "ejemplo de Inglaterra". "También es verdad que allí los jugadores no fingen, no como aquí que da asco como algunos se tiran... Allí no se protesta, si es falta es falta...

así lo veo yo. La clave es no quejarse, poder tener un diálogo, no fingir, ir fuerte y no por eso sacar tarjeta", indicó.

Concretamente sobre su compañero Roberto Carlos, cree que la palabra 'mierda' "se dice todos los días por la calle, por eso no vas a echar a un jugador". "Creo que es un poco exagerado, se dicen cosas peores que esa en el campo y no por eso se echa a un jugador", consideró.

Además, lamentó que los árbitros hayan perjudicado tanto al equipo en los últimos partidos, aunque no cree que sea por mala fe ni que sean los culpables de la mala clasificación del Real Madrid. "No es sólo de boca, está grabado, pero con todo el mundo es igual. Nos han perjudicado y qué vamos a hacer, se equivocan, no hay que protestar tanto, pero el árbitro debe entender que hay cosas que hay que dejar pasar o terminaríamos dos contra dos", advirtió.

"Son ellos los que se tienen que dar cuenta y asumir que se equivocan. También los jugadores, fingen tirarse y a ése hay que expulsarle, no al que dice tú y tú sois una mierda. Pero no le vamos a echar la culpa a los árbitros, no hemos hecho una buena Liga, ha sido mala y aún así vamos segundos. Si hubiésemos ganado más partidos en casa estaríamos peleando pico a pico con el Barça", afirmó.

"ANTES PENSABA QUE A LOS 'GRANDES' LES MEDIAN CON OTRA VARA".

Además, reconoció que ahora se da cuenta de que a los 'grandes' también se les perjudica. "En Pamplona se equivocaban y decíamos 'a los equipos grandes los medían con otra vara', pero ahora veo que es para todo el mundo parejo y quizá para nosotros un poco más. Ganas nos tiene todo el mundo, pero los árbitros no creo, hacen su trabajo y se equivocan", comentó.

Por eso, elude criticar la designación de Medina Cantalejo como árbitro para la final de la Copa del Rey. "Se lo merecerá.... el otro día se equivocó, pero será por todos los partidos que lleva a sus espaldas", subrayó.

Finalmente, bromeó con su regreso al equipo tras dos meses de lesión. "El otro día tuve un minuto y me vino bien para ir cogiendo ritmo... no perdí un balón... Hay que estar tranquilo y esperar a los demás partidos, que haya algún minuto más, fue un buen premio. Entré para perder tiempo, pero estoy contento igual", destacó, esperando poder jugar de nuevo este sábado ante la Real.