16 de diciembre de 2015

Expresidente Conmebol, Nicolás Leoz, rechaza extradición a EEUU

ASUNCIÓN, 16 Dic. (Notimérica) -

El expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Nicolás Leoz, ha rechazado su extradición a Estados Unidos donde la Fiscalía le acusa de fraude, estafa y otros delitos relacionados con el escándalo de corrupción en la FIFA.

Leoz se ha manifestado así, a través de su abogado, después de que un Tribunal de Apelaciones de Paraguay decidiera este martes continuar con el trámite de extradición a los Estados Unidos del ex presidente de Conmebol.

Fue el pasado mes de julio cuando Estados Unidos envió a Paraguay el exhorto de extradición de Leoz, uno de los dirigentes involucrados en el escándalo de sobornos de la FIFA, y uno de los directivos más influyentes del fútbol sudamericano, .

Leoz, que llegó a ser vicepresidente de la FIFA, cumple arresto domiciliario desde el 27 de mayo último, cuando, por petición de la justicia estadounidense, se produjo su detención y la de varios dirigentes en Zúrich, Suiza, en el marco del Congreso para elegir nuevas autoridades de la máxima entidad del fútbol mundial.

"Técnicamente el pedido de extradición no se ajusta a lo que indica el sistema jurídico de Paraguay", dijo Ricardo Preda, abogado del veterano exdirigente deportivo de 87 años, y que durante 27 presidió la Conmebol, recogen medios paraguayos.

Además consideró que no existe relación entre la acusación que pesa sobre Leoz y la que debe enfrentar el último presidente de la Conmebol, el también paraguayo Juan Angel Napout, quien ya ha sido ha sido extraditado a Estados Unidos.

Ricardo Preda señaló que Leoz, cuyos sucesores al frente de la Conmebol: el uruguayo Eugenio Figueredo y el paraguayo Napout, fueron detenidos, "no debe someterse al pedido de extradición", ya que "técnicamente el trámite no se ajusta al sistema jurídico de Paraguay".

La Justicia de los Estados Unidos acusa a Leoz de presuntos delitos de crimen organizado, lavado de activos y fraude durante su gestión al frente de la Conmebol, entre mayo 1986 y abril 2013, cuando renunció a la presidencia por razones de salud.