7 de julio de 2009

F1-Circuito japonés de Fuji termina vínculo con la categoría

Por Chang-Ran Kim

TOKIO (Reuters/EP) - El Circuito Internacional de Fuji resignó el derecho a organizar el Gran Premio de Japón de Fórmula Uno en el 2010 y desde el martes comenzará a reducir costos debido a la recesión económica global.

El circuito, que pertenece en su mayor parte a Toyota, el fabricante más importante del mundo y dueño de una escudería de F1, tenía programando alternar la sede de la carrera cada año con su par de Suzuka, que es propiedad de Honda.

Un portavoz de Honda dijo que organizadores de la categoría debían decidir el destino del evento del año próximo, aclarando que Suzuka no tomó otras decisiones sobre las ediciones planeadas para el 2009 y el 2011.

La marca japonesa abandonó la F1 como escudería y proveedora de motores en diciembre del año pasado.

El derecho a organizar el gran premio cuesta a Toyota entre 2.000 y 3.000 millones de yenes (entre 20 y 40 millones de dólares), según indicó a Reuters una fuente en condición de anonimato.

"Han pasado sólo tres años desde que anunciamos en marzo del 2006 que seríamos sede del Gran Premio de Japón de F1", expresó en un comunicado el director del circuito de Fuji, Hiroaki Kato.

"Esta es una decisión difícil que estamos tomando tan pronto y es verdaderamente penosa", agregó.

Toyota ya detuvo el desarrollo de varios proyectos con el objetivo de ahorrar dinero luego de haber arrojado el año pasado las primeras pérdidas desde su fundación.

Su escudería de F1, que tiene base en Alemania, todavía no logró ganar ningún gran premio pese a contar con uno de los mayores presupuestos del deporte desde su debut en el 2002.

Fuji recibió la primera carrera de F1 en 1976, pero un choque que involucró al ex piloto canadiense Gilles Villeneuve y que causó la muerte de dos espectadores al año siguiente provocó su retiro de la categoría.

Suzuka fue la nueva sede del Gran Premio de Japón entre 1987 y 2006, antes de que el remodelado circuito de Fuji retornara en el 2007 y el 2008 luego de 30 años de ausencia.

Toyota compró el circuito de Fuji en el 2000 e invirtió unos 20.000 millones de yenes en su renovación.

Honda abandonó la F1 por su necesidad de recortar gastos debido a la crisis financiera internacional, un camino que también siguió Subaru en el campeonato mundial de rally.

(1 dólar = 95,34 yenes)