7 de julio de 2009

F1-Escudería rechazada dice motor Cosworth es un factor clave

Por Alan Baldwin

LONDRES (Reuters/EP) - Las nuevas escuderías que pretenden ingresar el año que viene a la Fórmula Uno recibieron el consejo de otras rechazadas de que tienen que utilizar motores Cosworth para asegurarse un lugar en la categoría.

Algunos titulares de los equipos postulantes cuestionaron en privado el criterio de selección llevado a cabo el mes pasado, e incluso uno de ellos expresó su posición en una carta enviada a una autoridad importante de una de las actuales escuderías de la F1.

"Justo antes de iniciar la reunión (con la Federación Internacional del Automovilismo (FIA) el 11 de junio en Londres), me avisaron (...) que para que mi candidatura tuviera posibilidades de éxito, tenía que indicar que Cosworth sería mi proveedor de motores durante las tres temporadas", señaló.

"Yo dije que tenía posibilidades reales de obtener motores Renault, Mercedes o Ferrari. (Pero) me dejaron bien en claro que era considerada una condición 'obligatoria' (...) que Cosworth fuese el proveedor de motores", agregó.

La carta continuó explicando lo sucedido.

"Durante la semana de selección, me llamó gente para decirme los tres equipos que serían elegidos. No lo creí, pero cuando el viernes sucedió eso, quedé estupefacto", comentó el directivo.

Las tres nuevas escuderías seleccionadas -Campos Meta, U.S. F1 y Manor Grand Prix- acordaron contratos por tres años para usar motores Cosworth.

Otras como Prodrive -financiada con capitales de Kuwait- y Lola, consideradas por los medios como principales candidatas, fueron rechazadas.

No se insinuó nada al respecto de que Cosworth, que no provee a ninguno de los actuales 10 equipos pero tiene relación con la F1 desde hace décadas, haya solicitado favores a la FIA o que haya tenido ventajas comerciales desleales.

El órgano que rige la categoría comunicó el 12 de junio que había recibido postulaciones de 15 nuevos equipos y que todos habían pasado por un riguroso proceso de selección.

En diciembre del año pasado, la FIA anunció que había iniciado negociaciones exclusivas con Cosworth para suministrar a las escuderías de F1 una opción de motores de bajo costo para el 2010.

"La FIA siempre ha considerado una prioridad la posibilidad de tener un proveedor independiente de motores para los ingresantes a la F1 y los otros equipos independientes", remarcó el martes un portavoz de la entidad.

"Sin eso, toda la grilla estaría a merced de la industria automotriz y ningún equipo nuevo podría entrar sin su permiso. Los equipos independientes existentes también tendrían que seguir sus instrucciones. Un proveedor independiente de motores es esencial para tener una F1 saludable", añadió.

El presidente de la FIA, Max Mosley, y la Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA, por su sigla en inglés), dominada por los constructores más importantes, estuvieron recientemente involucrados en una larga disputa sobre las reglas de la categoría para el 2010.

Las escuderías abandonaron su amenaza de montar un campeonato paralelo recién el 24 de junio.