14 de abril de 2011

F1-Mexicano Pérez tendrá nuevo chasis en su Sauber en GP China

SHANGHAI (Reuters/EP) - El piloto mexicano de Fórmula Uno Sergio Pérez tendrá un nuevo monoplaza Sauber para el Gran Premio de China de este domingo, luego de que su anterior modelo quedara hecho pedazos en el circuito de Malasia el pasado fin de semana.

Sauber dijo el jueves que el chasis estaba demasiado dañado como para ser reparado, después de que la cabina del piloto fuera penetrada por una parte de un coche no identificado durante la segunda carrera de la temporada en Sepang.

"Realmente tuve suerte de salir sin daños (personales) después de lo que vimos, de cómo quedó el chasis", declaró Pérez a periodistas sobre el incidente que lo forzó a retirarse de la carrera luego de que la unidad de control electrónica del coche quedara destruida.

"Estoy contento de que nada me haya pasado. Reconocimos que es (una pieza de) lastre. Ninguna otra cosa puede causar tanto daño", agregó.

Reportes iniciales sugirieron que una pieza se había desprendido del Toro Rosso del suizo Sebastien Buemi, pero una portavoz del equipo Sauber aclaró que eran erróneos.

"Si hubiera sido un Toro Rosso, habría sido de (el español Jaime) Alguersuari", explicó la portavoz. "Estamos equivocados al pensar que fue el (auto) de Buemi. Pero aún no lo sabemos. Puede haber sido de un coche completamente diferente", añadió.

Pérez aún no ha sumado puntos en su primera temporada en la F1. En su debut en Australia fue descalificado pese a finalizar en séptimo puesto debido a que el alerón trasero no superó el escrutinio posterior a la carrera.