15 de julio de 2009

F1-Mosley se aleja de FIA, apoya a Todt como sucesor

Por Alan Baldwin

LONDRES (Reuters/EP) - Max Mosley apoyó el miércoles al ex jefe de la escudería Ferrari Jean Todt como su reemplazante ideal, al poner fin a la especulación de que buscaría un quinto mandato como presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

El actual líder de la entidad que rige el automovilismo escribió una carta a todos los miembros en la que dijo haber recibido casi 100 mensajes de apoyo desde el mismo organismo, pero que de todas maneras decidió dar un paso al costado.

Mosley, de 69 años, indicó que estaba cerca la firma de un nuevo acuerdo comercial "Concorde" en la Fórmula Uno, con el cual las escuderías habrían aceptado la reducción de costos.

El directivo británico había insinuado recientemente que consideraba postularse nuevamente en su cargo, pero el miércoles aclaró que eso sería "muy complicado para sus asuntos domésticos y sus obligaciones familiares".

Mosley presentó a Todt como el mejor hombre para sucederlo, un aval que podría darle al francés una enorme ventaja de cara a la elección de octubre pero que no caerá bien a los equipos de F1, todavía amenazantes respecto a la posibilidad de montar un campeonato paralelo.

"Creo que los objetivos de aquellos que me apoyaron pueden ser logrados si eligen a un equipo fuerte, experimentado y competente, que mantenga la independencia de la FIA y asegure que tanto el deporte como su movilidad social se lleven a cabo correctamente", señaló Mosley.

MODESTO ROL

El inglés dijo además que, como ex miembro oficio del Senado de la FIA, esperaba jugar un "modesto rol" en ese grupo de trabajo.

"Pienso que la persona correcta para liderar el equipo es Jean Todt", afirmó Mosley. "Jean es incuestionablemente el mejor gerente del automovilismo de su generación y también podría decirse de cualquier otra", agregó.

Todt, de 63 años, presidió a Ferrari en su período más exitoso en la F1, cuando el alemán Michael Schumacher conquistó cinco títulos consecutivos entre el 2000 y el 2004. Además, la escudería italiana ganó seis títulos seguidos en el campeonato de constructores.

Como presidente de Peugeot competición, el directivo francés se consagró en el campeonato mundial de rally, en el París-Dakar y en la tradicional carrera de las 24 horas de Le Mans.

Por otra parte, Todt se convirtió en una figura polémica al tomar decisiones como la que obligó al brasileño Rubens Barrichello a dejar ganar a Schumacher en el 2002, una acción que inició el proceso para que las famosas "órdenes de equipo" quedaran prohibidas.

"Debo enfatizar en que no hay otro candidato en toda la industria motor. Si él está de acuerdo, creo que sería la persona ideal para continuar y para ampliar el trabajo de los últimos 16 años", sostuvo Mosley.

"Se puede contar con él en todas las áreas donde la FIA está activa. Espero que ustedes le den su apoyo", añadió.

El finlandés Ari Vatanen, campeón mundial de rally en 1981, es hasta ahora el único candidato declarado para estar al frente de la organización que gobierna al automovilismo deportivo.

Vatanen ganó el Rally Dakar bajo el mando de Todt y cuenta con el apoyo del presidente de la Asociación Estadounidense del Automóvil, Robert Darbelnet, duro crítico de Mosley cuando el británico se vio involucrado en un escándalo sexual el año pasado.