14 de julio de 2009

F1-Webber casi no pudo dormir tras triunfo en GP de Alemania

Por Alan Baldwin

LONDRES (Reuters/EP) - El australiano Mark Webber, piloto de la escudería Red Bull, cometió un error básico tras volver a casa luego de su triunfo en el Gran Premio de Alemania de Fórmula Uno, ya que no apagó su teléfono móvil.

"Creo que cometí un error de escolar", confesó el australiano cuando se le preguntó sobre su regreso a casa el domingo por la noche luego de las celebraciones de su primera victoria en la F1.

Webber consiguió su primera victoria después de 130 carreras disputadas, el mayor número de competencias esperadas por un piloto antes de conseguir un Gran Premio en los 60 años de historia del campeonato de F1.

"Regresamos al Reino Unido el domingo por la noche muy tarde y el inconveniente fue que en Australia se acababan de despertar", dijo Webber al sitio de internet de Red Bull (www.redbullracing.com).

"Estuve despierto desde las nueve de la noche hasta las dos de la mañana, ya que muchas personas querían felicitarme. Por eso no podía apagar mi teléfono, así que no dormí mucho, eso seguro", comentó.

Además, es sólo el tercer australiano que gana una carrera en la categoría después de Jack Brabham y Alan Jones.

Webber recibió alrededor de 90 mensajes de texto después de las clasificaciones del sábado y otros 160 tras la carrera. También hubo un correo electrónico del triple campeón Brabham y de su hijo David.

"La familia Brabham siempre ha sido fantástica conmigo (...) Sin duda, una pequeña parte de mi victoria es para Jack, porque mi padre era un gran admirador de él y probablemente no habría sido piloto de carreras sin su inspiración", señaló Webber.

El australiano también rindió un homenaje a su padre, Alan, una presencia anónima en los boxes en la mayoría de las carreras.

"El ha sido increíble conmigo, especialmente en los primeros momentos, porque cuando se es muy joven, no se pueden tomar todas las grandes decisiones y se necesita apoyo", destacó Webber.

"Mi padre siempre fue un gran admirador de los monoplazas y me dijo; 'Creo que los mejores pilotos en el mundo corren en monoplazas'. De modo que siempre fue el camino que seguí", concluyó.