La final de la Libertadores supondrá para Madrid un impacto económico de 42 millones de euros

La final de la Libertadores supondrá para Madrid un impacto económico de 42 millones de euros
7 de diciembre de 2018 WIKIPEDIA

   MADRID, 7 Dic. (Notimérica) -

   La final de la Copa Libertadores, que enfrentará este domingo a los argentinos River Plate y Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabéu, dejará en la capital española unos beneficios que alcanzarán los 42 millones de euros, según las estimaciones de la CEIM, la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE.

   Según las estimaciones de la patronal, el hecho de haber trasladado el encuentro al Bernabéu --tras los disturbios provocados hace unas semanas a las puertas del estadio bonaerense que iba a acoger el partido-- supondrá este impacto económico derivado de gastos directos e indirectos tales como hoteles, restaurantes, transporte y compras, así como visibilidad para la capital.

   En declaraciones a los medios, el presidente de la CEIM, Juan Pablo Lázaro, ha asegurado que "este evento generará para Madrid, por un lado, ingresos directos e indirectos por los desplazamientos que se van a producir para ver el partido, así como ingresos inducidos, consecuencia de que el partido y la imagen de Madrid se va a transmitir a todo el mundo".

   Siendo la final de la Copa Libertadores uno de los acontecimientos deportivos más seguidos a nivel mundial, la previsión es que más de doscientos millones de personas sigan el encuentro por televisión, lo que da igualmente visibilidad a Madrid, según explica Lázaro.

   Para calcular el impacto de este partido que enfrentará a los dos grandes clubes argentinos la CEIM se ha basado en otros eventos similares como podría ser la celebración de una final de la UEFA Champions League, que por ejemplo generó en Cardiff en 2017, con el encuentro entre el Real Madrid y la Juventus de Turín, un beneficio de 51 millones de euros para la ciudad. 50 millones dejó también en Londres el encuentro en 2011 entre FC Barcelona y Manchester United.

   Pese a esto, la propia CEIM también ha advertido de que la rápida organización del encuentro podría truncar las expectativas y situar el impacto económico en unos 25 millones de euros.

   La patronal madrileña ha calculado también que el gasto individual por cada argentino que venga desde el país austral a ver la final será de unos 2.000 euros aproximadamente, incluyendo los gastos de avión.

   Y al margen de los vuelos, el dinero que se quede en España será repartido de la siguiente manera: el 50 por ciento del desembolso irá a los hoteles y la otra mitad se repartirá entre restaurantes y manutención (entre el 20 y el 25 por ciento), compras diversas (20 por ciento) y transporte y otros gastos (10 por ciento).

Contador