15 de julio de 2011

FUTBOL-Argentina siempre estará por encima de las críticas:Messi

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - El futbolista Lionel Messi dijo que nunca renunciará a la selección argentina y destacó que los duros ataques recibidos no cambiarán su compromiso con el equipo, que el sábado se medirá con Uruguay por los cuartos de final de la Copa América.

Messi, considerado por muchos como el mejor futbolista del mundo, ha brillado en el Barcelona en las últimas temporadas pero no ha podido repetir ese nivel con su selección.

Las flojas actuaciones de Argentina en el inicio del Grupo A de la Copa dejaron a Messi en el centro de feroces críticas de hinchas y periodistas.

"Lo que digan los medios nunca me preocupó ni me va a preocupar. Sí el cariño de la gente, como me pasó en Córdoba. Creo que a nadie le gusta que lo silben o lo puteen, nosotros somos los primeros que queremos hacer las cosas bien", dijo Messi en rueda de prensa.

Argentina goleó 3-0 a Costa Rica en Córdoba en su último compromiso por la etapa de grupos, en un partido en el que Messi mostró sus habituales gambetas y fue la gran figura de su equipo.

"Es un error comparar a la selección con el Barcelona. Hace mucho tiempo que venimos trabajando juntos en el Barcelona. En la selección intentamos parecernos un poco, mantener la pelota, llevar el ritmo del partido, pero no se puede comparar ni en lo grupal ni en lo individual", destacó.

Argentina y Uruguay se medirán el sábado en Santa Fe en un choque entre los dos equipos más ganadores de la Copa América con 14 títulos cada uno.

"Tenemos que ir de a poquito, como venimos diciendo. Uruguay será un rival complicado y no queremos adelantarnos a nada", dijo Messi, quien destacó que anhela levantar la Copa América el 24 de julio en el estadio de River Plate tras la final perdida en la edición 2007.

"Claro que soñamos con la Copa, es lo que más queremos. Argentina necesita un título, hace mucho que no se consigue. La última Copa América estuvimos cerca y no pudimos conseguirla", agregó Messi Messi sobre el partido que consagró campeón a Brasil en la ciudad de Maracaibo.