11 de enero de 2006

Fútbol.- El asesinato del colombiano Elson Becerra habría sido un error, ya que los disparos iban dirigidos a un amigo

CARTAGENA (COLOMBIA), 11 Ene. (EP/AP) -

Las cuatro balas que acabaron con la vida del joven futbolista Elson Becerra, delantero del club Al Jazeera, supuestamente iban dirigidas hacia su amigo Alexander Ríos, según la investigación de las autoridades.

"Chocolatín" Becerra fue entrerra en el cementerio Jardines de Cartagena en medio de cánticos de más de 5.000 personas. "Se sobró Becerra, se sobró" y "Goleador Becerra goleador!, cantaron sin cesar durante el recorrido del féretro desde la casa del popular jugador hasta el campo santo que incluyó el paso por el estadio Pedro de Heredia.El ataúd estaba cubierto con las banderas de Colombia y del Tolima.

Las versiones de personas que se encontraban el domingo en la discoteca El Chinón, en el balneario La Boquilla a las afueras de Cartagena, refuerzan la hipótesis de los investigadores. Mientras, la policía busca a dos hermanos sospechosos del crimen.

"Lo sucedido pudo ser el resultado de un pleito de días atrás con el acompañante de Becerra, y por venganza lo buscaron en la discoteca en medio de la música a alto volumen y el calor", dijo el comandante de la policía del departamento de Bolívar, Mauricio Agudelo. "Todo indica que los disparos iban contra el acompañante pero lamentablemente algunas balas alcanzaron al futbolista", agregó.

"Uno de los tipos me dijo que le advirtiera a Elson, pero me lo dijo en un tono juguetón, como si estuviera 'mamando gallo' (haciendo una broma), por eso no le hicimos caso", precisó uno de los amigos de Becerra.

Becerra recibió cuatro balazos y Ríos también falleció al recibir seis disparos, consignó el informe médico. El atacante deseaba regresar a Colombia tras tres años y medio de exitosa campaña en Emiratos. Becerra tenía la idea de vincularse con el Deportes Tolima, equipo con el que inició su carrera en 1995.