2 de octubre de 2011

FUTBOL-Brasil, FIFA se reunen el lunes por disputa legal Mundial

RIO DE JANEIRO (Reuters/EP) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, planea reunirse con el titular del organismo que rige el fútbol internacional, Joseph Blatter, para resolver una disputa legal por el Mundial del 2014, reportó el periódico local Estado de Sao Paulo.

La FIFA pidió a Brasil suspender varias leyes mientras se disputa el torneo, entre ellas la que requiere que los eventos deportivos y teatrales tengan disponibles boletos a mitad de precio para gente mayor de 65 años, dijo el diario.

Las leyes, dice la FIFA, amenazan con incrementar los costos de la entidad rectora, reducir su capacidad para proteger sus marcas y patrocinadores y cargarla con otras responsabilidades legales, indicó Estado, citando al ministro de Deportes de Brasil, Orlando Silva.

Rousseff planea reunirse con Blatter el lunes en Bruselas y está lista para comprometerse con una serie de quejas de la FIFA, declaró Silva al periódico.

Entre ellas se incluyen algunas prohibiciones a la venta de alcohol y reglas que garantizan boletos de bajo costo a estudiantes y jóvenes, informó el diario. La presidente no suspenderá el Estatuto de Personas de la Tercera Edad ni leyes de protección al consumidor, agregó.

La oficina de Rousseff no confirmó ni negó una reunión. El Ministerio de Deportes de Brasil y el departamento de medios de la FIFA no respondieron llamadas telefónicas.

Las quejas de la FIFA llegaron luego de críticas por los retrasos en la construcción o reparación de los estadios y la expansión de instalaciones de transporte público para el Mundial. También hubo acusaciones sobre aumento de costos y corrupción relacionados al Mundial y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Los patrocinadores de la Copa del Mundo de la FIFA 2014 incluyen a Adidas, Coca-Cola, Sony, Budweiser, McDonald's y Visa.

El proyecto de ley sobre el Mundial que está siendo debatido en el Congreso brasileño, por ejemplo, no llegó a brindar las sanciones suficientes a compañías e individuos que venden mercadería pirata o infringen derechos de marca, señaló el periódico, citando a Silva.

Las sanciones van de tres meses a dos años de cárcel o una multa, algo que la FIFA considera "inocuas", añadió el diario.