10 de diciembre de 2010

FUTBOL-DT Pachuca considera derrota en Mundial fue un desastre

Por Rex Gowar

ABU DABI (Reuters/EP) - El técnico del Pachuca de México, Pablo Marini, consideró que la sorpresiva derrota del viernes ante el Mazembe de la República Democrática del Congo por el Mundial de Clubes fue un desastre, y recalcó que al equipo le faltó tranquilidad para recuperarse de un marcador adverso.

Esta caída marca la tercera participación deslucida de los "Tuzos" en el certamen en cuatro años, tras caer en 2007 en el debut y ser derrotados en 2008 en semifinales y en el duelo por el tercer puesto.

Al ser consultado en rueda de prensa sobre si la derrota podía ser calificada como un desastre para el conjunto mexicano, el argentino Marini respondió: "Obviamente que sí, no lo esperábamos. Sabíamos de la condición de Mazembe, pero no esperábamos perder".

Marini sostuvo que, de acuerdo a lo mostrado por ambos equipos en el campo de juego, el Pachuca debió tener mejor suerte.

"Creo que el desarrollo del juego tampoco se dio como para que Pachuca perdiera. Pero lamentablemente cometimos un error en el gol y después no tuvimos la tranquilidad para definir las ocasiones que tuvimos", destacó el entrenador.

"Considero que (los jugadores) se entregaron al máximo, por momentos jugando muy bien, dominando completamente el juego y sobre el final con una actitud tremenda en busca del gol que nos diera la posibilidad del alargue", añadió el ex técnico de Audax Italiano de Chile y Jaguares de México.

Marini dispuso en el segundo tiempo los ingresos del paraguayo Edgar Benítez por el joven delantero Carlos Alberto Peña, y del atacante estadounidense Hérculez Gómez por el centrocampista Braulio Luna, buscando más poder ofensivo, pero los "Tuzos" siguieron sin concretar las posibilidades.

"Con Benítez y Gómez tuvimos más ataque por un lado, pero menos control del juego por el otro. Obviamente hasta ese momento habíamos tenido varias opciones, estábamos controlando el juego y el ingreso de ellos hizo más punzante al equipo", explicó.

"Pero en los últimos 10 minutos el Mazembe tuvo ocasiones de contragolpe (...) No tuvimos la tranquilidad necesaria para definir en los últimos metros, en donde tendríamos que haber resuelto de una manera que no fue la que se resolvió", concluyó.