21 de octubre de 2010

FUTBOL-Goiás elimina a Peñarol, avanza a cuartos en Sudamericana

MONTEVIDEO (Reuters/EP) - Goiás, de Brasil, consiguió el miércoles el pasaje a cuartos de final de la Copa Sudamericana de fútbol pese a caer de visitante frente al uruguayo Peñarol por 2-3 en el partido de vuelta de la serie.

En el partido de ida, Goiás se había impuesto por 1-0 y logró avanzar gracias a los tantos que marcó de visitante.

El equipo brasileño enfrentará en los cuartos de final al vencedor de la serie que disputan Avaí, de Brasil, y el ecuatoriano Emelec.

Los goles del partido, que se jugó en el estadio Centenario de Montevideo, fueron anotados por el atacante Rafael Moura y el defensa Carlos Alberto para Goiás, a los 16 y 77 minutos, respectivamente.

El defensa argentino Matías Corujo, a los 37 minutos, el mediocampista Marcelo Sosa a los 42 y el delantero Alejandro Martinuccio, a los 84, anotaron los tres goles para los uruguayos.

En el inicio del encuentro, el equipo visitante aprovechó las imprecisiones de Peñarol y con buen toque de balón y salidas rápidas llevó peligro a la defensa local.

A los 16 minutos, Moura mostró toda su magia en el área de Peñarol y tras manejar el balón superó a dos defensas, al arquero y anotó para Goiás.

El gol impactó en Peñarol que salió desordenado y sin claridad a buscar el empate, lo que facilitó la tarea de los defensas de los visitantes, que se adueñaron del balón, pero fueron imprecisos en ataque.

En el peor momento para los locales, Corujo aprovechó un rebote en el área y a pocos metros del arco anotó el empate de Peñarol.

Los uruguayos aprovecharon el desconcierto del Goiás y cinco minutos después Sosa anotó con un potente remate desde fuera del área que venció al arquero Harlei, lo que desató la locura de la afición.

En el complemento, el equipo uruguayo salió a presionar a la defensa de Goiás que respondió con una brusca marca que llevó a la expulsión del atacante Everton a los 56 minutos, por doble amarilla tras una violenta falta.

Los locales hicieron sentir a Goiás el jugador de menos con un juego vertiginoso que se lanzó sobre el arco de Harlei, sin embargo sumaron impresiones en el último pase o fallos en la definición.

Por su parte, Goiás fue letal y tras un rápido ataque el defensa Alberto marcó con un espectacular remate el empate para su equipo.

Lejos de caer anímicamente, y alentado por las más de 40.000 personas que acudieron al histórico Estadio Centenario, Peñarol siguió decidido en ataque y a seis minutos del final, Martinuccio marcó el tercer gol para los uruguayos con un potente derechazo desde fuera del área.

Los últimos minutos del encuentro estuvieron cargados de emoción y de jugadas en el área de Goiás, aunque la falta de precisión en los cabezazos de los delanteros del equipo uruguayo permitieron el pasaje de los brasileños a la próxima fase de la Copa.