22 de abril de 2015

FÚTBOL-Guardiola supera con estilo su primera crisis como entrenador del Bayern

Por Karolos Grohmann

22 abr, 22 Abr. (Reuters/EP) -

- El entrenador del Bayern Munich, Pep Guardiola, resistió su primera gran crisis en el club alemán al remontar la eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Porto para acceder a semifinales del torneo.

En su segunda temporada como técnico del club bávaro, el español estaba en la cuerda floja después de la sorprendente derrota por 3-1 en el partido de ida disputado en Portugal la semana pasada.

Nunca antes los equipos que ha entrenado Guardiola habían sido eliminados antes de las semifinales de la Liga de Campeones, pero esa posibilidad parecía cerca de concretarse.

Guardiola dijo en repetidas ocasiones que era consciente de lo que tenía que conseguir en el cinco veces campeón de Europa, para el que un doblete de liga y Copa de Alemania no es suficiente.

El entrenador llegó al Bayern después de que el club lograra un triplete en 2013 y las expectativas no han bajado desde entonces. Por esto, la eliminación en semifinales de la temporada pasada pone mayor presión sobre el técnico para conseguir otro triplete este año.

Un desliz en la Liga de Campeones podría haber sido clave para el club y el entrenador, pero el español, que ganó 14 títulos en sus cuatro temporadas con el Barcelona, mostró toda su capacidad en condiciones adversas para que se equipo alcanzara su mejor nivel esta temporada, incluso sin los lesionados Arjen Robben, Franck Ribéry y Bastian Schweinsteiger.

"Hace varios días sentí que avanzaríamos", dijo Guardiola después de que el Bayern marcase cinco goles en solo 26 minutos del primer tiempo.

"Era cuestión de vida o muerte, sé lo importante que era", dijo. "Sé que hay expectativas sobre mí en este equipo. Se trata simplemente de ganar, como con el Barcelona".

Los aficionados están soñando con lograr el trofeo en suelo alemán, pues la final de junio se celebrará en Berlín, y Guardiola confía que el Bayern mejorará aún más con la incorporación progresiva de los jugadores lesionados.

"Podemos jugar incluso mejor", dijo en una clara advertencia a sus rivales.