12 de mayo de 2011

FUTBOL-Olimpia Paraguay vive turbulencia por polémico presidente

Por Daniela Desantis

ASUNCION (Reuters/EP) - Marcelo Recanate no es el primer presidente del Olimpia adinerado y sin pelos en la lengua, pero muchos en el fútbol paraguayo se preguntan si el polémico empresario podrá sacar del pozo al club más laureado del país o acabará hundiéndolo más.

Desde que asumió la presidencia de Olimpia en diciembre del 2010 con el firme propósito de volver a poner a la entidad en el camino del triunfo, Recanate se enfrentó con quien entonces era su mano derecha, con su vicepresidente y con varios dirigentes del popular club que acabaron dimitiendo.

La última víctima fue el director técnico Nery Pumpido, quien condujo a Olimpia cuando ganó la Copa Libertadores de América en el 2002. Presionado por Recanate, el argentino acordó su salida el domingo. Su preparador físico se había alejado poco antes por problemas internos del club.

Recanate, quien gusta insultar a técnicos, jugadores y dirigentes en las radios locales, ha criticado a las autoridades de la Asociación Paraguaya de Fútbol, a otros presidentes de clubes y tuvo un roce con el entrenador Gerardo Martino por las convocatorias para la selección.

Algunos de sus jugadores han deslizado, respetuosamente, que se estaba excediendo.

"Este señor hace rato está loco, totalmente loco", dijo el ex defensor Carlos Gamarra, un ídolo de la selección nacional que gerencia el club de primera división Rubio Ñu tras una arremetida de Recanate contra la entidad que dirige.

"¿Viste ese gordito que en la escuela tiene que llevar la pelota para jugar cinco minutos? Es el típico personaje que nadie conocía, que nadie sabía que existía y que quiere aparecer de cualquier forma", agregó en declaraciones a la radioemisora Cardinal días atrás.

RESULTADOS IRREGULARES

Los resultados del equipo que disputa el Torneo Apertura -que en Paraguay se juega en la primera mitad del año- han sido irregulares. Olimpia perdió encuentros con equipos poco combativos pero pelea la punta del campeonato por primera vez en mucho tiempo.

A cuatro jornadas del final del torneo, Olimpia está a tres puntos del líder Nacional, con posibilidades de levantar el trofeo por primera vez desde el 2000.

La salida de Pumpido se dio tras un empate el fin de semana ante el humilde Guaraní que le impidió acercarse más a la punta, aunque muchos creen que sólo fue la gota que colmó el vaso.

Olimpia no logra levantar cabeza desde que ganó la Copa Libertadores en el 2002 y su desplome se acentuó con la salida de Osvaldo Domínguez Dibb, otro acaudalado y polémico presidente que llegaba a las prácticas rodeado de guardias armados hasta los dientes y repartía billetes de 100 dólares entre los jugadores cuando ganaban un partido.

Al igual que Domínguez, uno de los hombres más adinerados del país, Recanate -quien tiene negocios de importación en Paraguay y representa conocidas marcas en países de la región- sostiene económicamente al club que enfrenta demandas de ex jugadores.

Recanate era considerado un hombre del equipo de Domínguez, pero la relación parece haber acabado en divorcio. Muchos creen que quedarse solo era el objetivo.

"El fútbol es un negocio. Y el club Olimpia no es una ONG", dijo meses atrás Recanate mientras explicaba la delicada situación financiera de la entidad.

Resta saber si el negocio rendirá frutos y si el club logrará salir adelante gracias a Recanate o a pesar de él.