28 de mayo de 2013

San José (Athletic): "La continuidad de Bielsa no está en nuestras manos"

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El defensa del Athletic Club de Bilbao Mikel San José aseguró este martes que no está en "manos" de la plantilla el futuro del entrenador Marcelo Bielsa en el equipo, pero subrayó que "para nada" le sorprende que el público pida la continuidad del técnico argentino.

"El año pasado conseguimos cosas que muy pocos pensarían que se podían conseguir, pero todos fantaseábamos con hacerlo, no sabíamos que podríamos ser capaces realmente de llegar ahí. Este año ha sido peor y lo que pase de ahora en adelante no está en nuestras manos", señaló San José en rueda de prensa.

Sin embargo, pese a la diferencia de rendimiento, la afición parece estar con el 'Loco'. "Para nada me sorprende, está claro que el público tiene una opinión, tiene todo el derecho del mundo a expresarla. El mister ha dado cosas buena al club, no sólo él, todos hemos creado una ilusión a la afición que este año no hemos sido capaces de ser el mismo equipo", comentó.

El de Rosario vivió la derrota ante el Levante "como una triste despedida que no se merecía San Mamés y toda la afición". "Tampoco tenía motivos para estar enfadado con nosotros", confesó el central, que lamentó que se estropease un día que "pintaba muy bonito y especial", pero que "quedé empañado por la derrota".

"El equipo fue dominador durante todo el partido, nos faltó acabar bien las jugadas o abrir la lata para que fuera mejor. El equipo lo siguió intentando hasta el final y con uno menos continuó atacando con muchos jugadores y nos pillaron", añadió al respecto.

De todos modos, San José reconoció que "todo el mundo demostró que este campo ha sido especial para todos y que todo lo vivido es difícil que quede en olvido". "Una victoria nos habría dejado mejor a todos", aseguró.

El vasco se refirió también a los 100 segundos de aplausos que dedicó el público como homenaje a la 'Catedral'. "A todos nos pasaron muchas cosas por la cabeza que hemos vivido en el campo. Llevo cuatro años aquí y dos en juveniles en los que pisé el campo como aficionado, pero que voy a decir de la gente que lleva 40 años que ha visto de todo, ganar ligas, celebrarlas. Para mí fue muy especial y a toda esta gente le habrá dado mucha pena. Esperamos que todo lo que se ha vivido en este se pueda dar en el nuevo campo", afirmó.

El defensa indicó que Iker Muniain estaba "triste" por su expulsión. "No fue lo ideal y lo sabía. Dejó al equipo con uno menos y con mucho tiempo por delante, pero el partido tampoco cambió mucho. Él sabe que estuvo mal y tiene nuestro cariño y comprensión y de aquí en adelante no volverá a pasar", comentó.

Ahora, irán "con la motivación de ganar" en Vallecas, aunque "en cuanto a una necesidad clasificatoria no hay nada en juego". "Está claro que queremos despedir el año bien y el Rayo tiene opciones de superar al Betis, por lo que no se puede hacer es darle menos importancia de lo que supone y hacer nuestro partido. Será complicado porque hizo una gran temporada, está jugando muy bien y será bonito porque en Vallecas se juntan aficiones que ponen muy buen ambiente", recalcó.

"La temporada seguramente ha sido mala, sobre todo después del año pasado. Había muchísimas ilusiones, no en repetirlo, porque iba a ser complicado, sino en ser capaces de ser el mismos equipo y de tener la misma importancia en todas las competiciones.

Tras las eliminaciones de la Europa League y la Copa, pensamos que en liga se remontaría y tampoco ha podido ser. Hemos intentado jugar de la misma manera, a veces mejor, otras peor, y hubo un sentimiento de pesimismo a mitad de temporada", sentenció.