2 de julio de 2009

FUTBOL-UEFA aprueba normas contra el racismo para los árbitros

VILNIUS (Reuters/EP) - La UEFA aprobó el jueves las nuevas directrices para los árbitros de fútbol sobre cómo abordar los cánticos racistas u otros comportamientos en los estadios, que incluyen la interrupción de los partidos y la suspensión de los mismos.

Las reglas permitirían al árbitro parar el partido y emitir una advertencia al público pidiendo que cese el comportamiento racista, dijo la UEFA en una declaración. Si esto no sucede, podría suspender el partido entre 5 y 10 minutos.

"Como tercera y última solución, si el comportamiento racista no para después de que el partido sea restablecido, el árbitro tomará como último recurso, abandonar definitivamente el encuentro", añadió la UEFA.

El presidente de la UEFA, Michel Platini, dijo que las reglas estaban dirigidas para dar a los oficiales que están en el campo la capacidad de actuar.

"Creo que es importante ya que estamos luchando por la tolerancia cero cuando se trata de casos de dopaje o corrupción en el fútbol. Teníamos decidido desde hace tiempo tener una tolerancia cero también en casos de racismo", dijo Platini.

La entidad también decidió que cualquier consecuencia, como penalizaciones, suspensión del estadio, multas u otras, como consecuencia de cualquier brote de racismo "será tratada por los órganos disciplinarios de la UEFA".

Un número de incidentes racistas, principalmente cánticos de aficionados, han empañado los partidos los últimos años y la UEFA ha sido criticada a menudo por imponer multas y sanciones relativamente suaves.

La UEFA también discutió la financiación del "fair play", para asegurarse que las competiciones sigan siendo justas y equilibradas, y que los equipos trabajen dentro de sus posibilidades financieras.

El secretario general de la UEFA, David Taylor, dijo que el próximo gran paso de la entidad sería la creación de un sistema de control financiero, decisión que se tomará en la próxima reunión del comité ejecutivo que se realizará en septiembre.

"El principio fundamental para llegar a un juego más limpio y transparente es que el fútbol debe recompensar a los equipos que viven dentro de sus posibilidades", dijo la UEFA.

"Esto significa que los equipos deben reducir su gasto. Para ser viables, los salarios y los fichajes deben ser proporcionales al ingreso generado", concluyó.

(Traducido por Redacción de Madrid; Editado por Javier Leira)