21 de octubre de 2010

FUTBOL-Violencia tras partido abre debate seguridad en Paraguay

ASUNCION (Reuters/EP) - La seguridad deficiente en torno a los espectáculos deportivos en Paraguay volvió al centro de atención el jueves, un día después de que se produjeron disturbios tras un partido local y de que un joven murió en otro incidente entre hinchas de equipos rivales.

El fiscal Blas Imas dijo que los dirigentes del fútbol dejaron de prestar atención a la seguridad, mientras investiga los incidentes en los que simpatizantes del club Sportivo Luqueño atacaron una comisaría y dispararon contra policías, según denunció la fuerza.

Los disturbios comenzaron en las inmediaciones del estadio del club en las afueras de Asunción y siguieron frente a la comisaría, donde los hinchas intentaron liberar a una veintena de sus compañeros detenidos durante el primer choque.

Los incidentes concluyeron con unos 70 detenidos.

El joven fallecido en la localidad de Capiatá, también en la periferia de Asunción, era un universitario de 21 años que viajaba en un autobús del transporte público y fue alcanzado por los disparos que realizaron dos hombres hacia un grupo de hinchas del club Cerro Porteño que también iba en el vehículo.

Imas, quien es fiscal de prevención de delitos y ha organizado operativos de seguridad de los partidos, dijo que tuvo dificultades para garantizar la seguridad debido a que los dirigentes no programan los duelos siguiendo las recomendaciones de la policía para evitar desmanes.

"Es una corresponsabilidad de todos, principalmente de los organizadores, (que) este tipo de eventos inicie y termine a la luz del día (...) y no depender de caprichos personales o económicos", dijo a la radioemisora local 970.

El ministro de Deportes Paulo Reichardt, dijo que la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) debería castigar a los clubes, suspendiendo sus estadios u obligándolos a jugar a puertas cerradas.

"Hay que tener un poco más de firmeza", declaró el funcionario.

Pero la APF se defendió de las acusaciones.

"La asociación cumplió a cabalidad con los requisitos para la organización (...) quiero dejar en claro que hicimos todo lo que nos compete", dijo a la misma emisora el gerente de eventos y competiciones de la entidad, Pedro Vázquez.

"La parte de seguridad le corresponde a la policía y como auxiliar de seguridad a la fiscalía. Y ayer todo ocurrió fuera del estadio", agregó.