27 de abril de 2007

Godó.- Nadal-Ferrer y Calleri-Cañas aseguran una final hispano-argentina en Barcelona

BARCELONA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Open Seat Trofeo Conde de Godó tendrá un finalista español por undécimo año consecutivo, Rafael Nadal o David Ferrer, el número dos del mundo y favorito a su tercer título en Barcelona o el aspirante y número 16 del ránking, que han alcanzado la semifinal sin haber cedido un set en el torneo, y un rival argentino en la final, Agustín Calleri, verdugo del español Oscar Hernández, o Guillermo Cañas, clasificado por el abandono por lesión del ruso Nikolay Davydenko.

Nadal elevó a 70 victorias consecutivas su récord de triunfos en tierra batida en el partido ante el italiano Potito Starace, al que derrotó por 6-2 y 7-5, en el tercer y único partido de la semana en que se encontró con un rival valiente, el número 65 del ránking, que planteó el encuentro con agresividad, buenos golpeos de derechas y subidas a la red e hizo que el mallorquín pasara algunos apuros en la segunda manga al conceder sus primeras bolas de 'break', cuatro, y perder por primera vez el servicio (5-5).

Fue, en cualquier caso, una nueva muestra del poderío de Nadal, otro triunfo inapelable del jugador que no pierde en tierra desde abril de 2005 y que ha ganado sus últimas 11 finales en esta superficie, que avanza firme hacia su 20º título ATP y su objetivo de repetir por tercer año en Barcelona, como ya hizo la semana pasada en Montecarlo, donde derrotó al número uno del mundo, Roger Federer, y como también aspira a lograr este año en Roma y en Roland Garros.

En el camino, sin embargo, se encuentra con otro jugador en un gran momento de juego y confianza, David Ferrer, tercer mejor español en el circuito tras Nadal y Tommy Robredo (5) y que ganó con más facilidad de lo esperado a otro de los principales aspirantes, el argentino David Nalbandián, por 7-6 (5) y 6-2. El jugador alicantino alcanza la semifinal por primera vez en Barcelona y, pese a asumir el papel de 'víctima', reconoce encontrarse en el mejor año de su carrera.

Nadal y Ferrer no se han encontrado los dos últimos años, en que el mallorquín lo ha ganado todo en tierra batida, aunque los precedentes en el circuito ATP son favorables al de Manacor por tres a uno: Nadal ganó los tres últimos (Roland Garros, Roma y Miami en 2005) y Ferrer el primero (Stuttgart en 2004), todos en tierra salvo en Miami. Aunque el propio Nadal advierte que se enfrenta a uno de los rivales más difíciles del mundo en esta superficie.

Ferrer, ganador este año en Auckland del tercer título ATP de su carrera, mostró solidez y una buena concentración ante Nalbandián, al que desquició en el segundo set como pocas veces le ocurre al argentino, y afronta la gran oportunidad de hacer historia truncando la racha del número dos del mundo, aunque vuelve a toparse con uno de los mejores. En Montecarlo, alcanzó los cuartos de final, en que se cruzó con el número uno, Roger Federer, que le ganó por 6-4 y 6-0.

En la otra semifinal, se enfrentarán los argentinos Guillermo Cañas y Agustín Calleri, número 28 y 34 del mundo, respectivamente. Cañas llega más descanso por haber superado los cuartos de final sin llegar a jugar debido al abandono por una lesión en el antebrazo del número cuatro del circuito y segundo cabeza de serie del torneo, el ruso Nikolay Davydenko, pero Calleri después de una exhibición a costa del español Oscar Hernández, al que superó por 6-0 y 6-3.

Calleri no le dio ninguna opción y acabó en 59 minutos con las ilusiones del jugador catalán, número 89 del ránking, que había dado la sorpresa en la jornada de octavos de final al eliminar al finlandés Jarko Nieminen, sexto cabeza de serie del torneo, y que se despidió de su primer Godó en la pista central del Real Club Tenis Barcelona, escenario de su partido a última hora gracias a la anulación del partido entre Cañas y Davydenko.