12 de abril de 2015

Hamilton recupera el trono en Shanghái

Hamilton recupera el trono en Shanghái
ALY SONG / REUTERS

SHANGHÁI, 12 Abr. (Reuters/EP) -

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) ha logrado este domingo la victoria en el Gran Premio de China, tercera prueba del Mundial de Fórmula 1 disputada en el circuito de Shanghái, escoltado en el podio por su compañero Nico Rosberg y por el alemán Sebastian Vettel (Ferrari).

Lewis Hamilton ayudó así a Mercedes a reafirmar su dominio sobre Ferrari, luego de que el británico y su compañero Nico Rosberg llevaran al equipo alemán a un "uno-dos" en el Gran Premio de China de Fórmula Uno.

La carrera, que finalizó con el coche de seguridad en pista después de que al holandés Max Verstappen (Toro Rosso) se le rompiese el motor a tres vueltas del final, estuvo dominada por el piloto inglés, que firmó su segundo triunfo de la campaña y regresó a lo más alto del podio tras un Gran Premio de Malasia en el que se impuso Vettel.

La disputa finalizó con los monoplazas cruzando la línea detrás de un coche de seguridad después de que el Toro Rosso de Max Verstappen sufriera una falla de motor, pero esto no quitó brillo a la trigésima quinta victoria de Hamilton en la F1, y su cuarta en China.

"Gran cosa, Lewis, gran cosa. Compañero de un fin de semana estelar", dijeron los ingenieros a Hamilton por radio después de que el británico ratificó su dominio en las prácticas del viernes y las clasificaciones del sábado.

También cumplió su objetivo, muchísimo más modesto, McLaren, que no era otro que terminar la carrera. Eso sí, doblados. A los de Ron Dennis se les acaban las citas para ofrecer ese 'gran salto' que el mandatario británico prevé para el Gran Premio de España, tras el próximo Gran Premio de Baréin.

Así, el asturiano Fernando Alonso concluyó duodécimo, justo por delante de su compañero de equipo, el británico Jenson Button; dos campeones del mundo fuera de los puntos. Justo por detrás del piloto inglés concluyó el madrileño Carlos Sainz, al que un trompo le relegó a la última posición y que bregó por ascender posiciones hasta la decimocuarta plaza final.

Sin embargo, el toque de Button en la vuelta 49 con el venezolano Pastor Maldonado (Lotus), que supuso el abandono del sudamericano, acabó por pasar factura al bicampeón mundial, que fue penalizado con cinco segundos añadidos y descendió una posición, lo que benefició a Sainz, que finalmente fue decimotercero.

El tercer español en liza, el castellonense Roberto Merhi, colocó su Manor en la decimosexta posición, un puesto por detrás de su compañero de equipo, el británico Will Stevens. Los dos Marussia acabaron a dos vueltas del vencedor. Merhi, igual que Button, recibió tras la carrera una sanción de cinco segundos y dos puntos en la Superlicencia por no mantenerse por encima del tiempo establecido por la FIA en caso de aparición del coche de seguridad.

DOMINIO ABSOLUTO DE HAMILTON

La salida en Shanghái no hizo más que ordenar las escuderías reinantes; los Mercedes defendieron sus dos primeras plazas y la remontada del finlandés Kimi Raikkonen hasta el cuarto puesto dejó a los Ferrari justo por detrás. Mientras, los Williams del brasileño Felipe Massa y del finlandés Valtteri Bottas se mantenían a la espera quinto y sexto respectivamente.

Y punto y final. Las posiciones no se movieron en esas seis primeras plazas hasta la bandera a cuadros, y la lucha se producía por detrás. El error de Sainz, los abandonos y la diferente estrategia con los neumáticos de Button ofrecieron a Alonso la duodécima posición. El asturiano aprovechó un toque de su compañero de equipo con el venezolano Pastor Maldonado (Lotus) para adelantarle.

Así, Hamilton pudo resarcirse de la afrenta de Vettel en Sepang y subió por segunda vez este año a lo más alto del podio, por lo que domina el campeonato del mundo con 68 puntos, por 55 del tetracampeón del mundo y 51 de Rosberg; Sainz mantiene sus seis unidades y Alonso y Merhi siguen inéditos. La próxima cita, el próximo fin de semana en Baréin.