Los hinchas de River provocan incidentes en el Obelisco de Buenos Aires en la celebración por la Libertadores

Los hinchas de River provocan incidentes en el Obelisco de Buenos Aires en la celebración por la Libertadores
10 de diciembre de 2018 REUTERS / AGUSTIN MARCARIAN

BUENOS AIRES, 10 Dic. (Reuters/EP) -

Miles de seguidores de River Plate se congregaron este domingo en las principales ciudades de Argentina para celebrar la conquista de la Copa Libertadores, tras vencer a Boca Juniors por 3-1 en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

Sin embargo, poco después la medianoche, los festejos en el Obelisco de la zona céntrica de la Ciudad de Buenos Aires finalizaron con violentos cruces entre la policía y los hinchas, y el inmediato desalojo de la zona.

Las celebraciones comenzaron poco después de la final que se definió gracias a los goles de Juan Fernando Quintero y Gonzalo Martínez en la prórroga, cuando los simpatizantes de River salieron a las calles para festejar la obtención de su cuarta Copa Libertadores.

"Festejen respetando al contrario", indicó desde Madrid el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, como mensaje tras los recientes hechos de violencia que imposibilitaron jugar la vuelta en el país sudamericano. "Felicitaciones a River y a todos sus hinchas por el triunfo en este partido histórico. Los de Boca sabemos que el fútbol siempre da revancha", publicó en su cuenta de Twitter el presidente argentino Mauricio Macri, quien fue máximo mandatario del club 'xeneize'" entre 1995 y 2008.

Los alrededores del Monumental, donde la final fue suspendida el 24 de noviembre por actos de violencia, se convirtieron en uno de los principales centros de celebraciones con fuegos artificiales, banderas y cánticos.

El otro punto de reunión de los 'millonarios' fue el Obelisco, el monumento ubicado en el centro de la Ciudad de Buenos Aires donde suelen celebrarse las consagraciones deportivas y donde, cerca de la medianoche, los festejos terminaron con incidentes, cuando algunos hinchas arrojaran piedras y botellas contra comercios y móviles de los canales de televisión, lo que provocó la intervención de la policía con gases lacrimógenos y balas de goma.

A partir de la actuación policial, se produjeron cruces entre las fuerzas de seguridad y los hinchas, un hecho que derivó en la participación de camiones hidráulicos y el desalojo de la zona céntrica de Buenos Aires. La policía no informó si hubo detenidos.