24 de julio de 2015

Hulk desiste de participar en el sorteo del Mundial de Rusia

SAN PETERSBURGO (RUSIA), 24 Jul. (Reuters/EP) -

El delantero del Zenit de San Petersburgo 'Hulk' desistió de participar este sábado en el sorteo de los partidos y grupos de las eliminatorias para el Mundial de 2018, sólo días después de quejarse del racismo "tremendo y horrible" en el fútbol ruso.

La FIFA dijo que Givanildo Vieira de Souza, Hulk, será reemplazado por el ex capitán ruso Alexey Smertin para ayudar en el sorteo en un acto este sábado en San Petersburgo. Hulk se retiró debido a compromisos con el club, dijo la organización en un comunicado.

Zenit visitará al FC Ural este domingo por un partido de la liga, pero el calendario no sufrió cambios desde que se supo el miércoles que Hulk participaría del sorteo. "El técnico del Zenit (Andre Villas-Boas) tomó una decisión basado puramente en razones deportivas de retirar al jugador", dijo el jefe del comité organizador Alexey Sorokin en rueda de prensa.

"Reitero que esta decisión fue puramente de naturaleza deportiva porque el Zenit tiene un partido el domingo en Ekaterimburgo por lo que el técnico decidió que el equipo necesita viajar junto", agregó.

Otros ex jugadores que participarán en el sorteo incluyen a Ronaldo, Diego Forlán, Fabio Cannavaro, Samuel Eto'o y Oliver Bierhoff.

Hulk dijo al sitio web del Zenit: "Fue un gran honor para mí y el club ser invitado al sorteo". "Es con gran pesar que debo informarles que no podré asistir al sorteo debido a los entrenamientos y al partido como visitante, un vuelo largo y los cambios de huso horario hacen imposible que esté presente", agregó.

"EL RACISMO OCURRE EN CASI CADA PARTIDO".

Rusia, anfitrión del Mundial de 2018, ha sido criticada constantemente por su incapacidad para frenar el racismo en su campeonato local. "El racismo ocurre en casi cada partido en Rusia pero el mundo no sabe sobre ello porque tratan de mantenerlo sin que se sepa", había dicho Hulk el lunes en el entrenamiento del Zenit.

El tema volvió al tapete cuando el ghanés Emmanuel Frimpong dijo que le habían gritado insultos racistas en un partido de la liga rusa. El centrocampista, que juega para el Ufa, fue expulsado y suspendido dos partidos por mostrarle el dedo corazón a los hinchas que le gritaron "mono".