26 de febrero de 2019

Ingrid Oliveira habla sobre lo que ocurrió en Río 2016: "Hicieron que mi culo valiera más que una medalla olímpica"

Ingrid Oliveira habla sobre lo que ocurrió en Río 2016: "Hicieron que mi culo valiera más que una medalla olímpica"
REUTERS / PILAR OLIVARES - ARCHIVO

   BRASILIA, 26 Feb. (Notimérica) -

   La saltadora de trampolín brasileña Ingrid Oliveira alcanzó altos niveles de fama durante los Juegos Olímpicos de Río 2016, pero las razones de ello no fueron sus méritos deportivos. Una vez más, el machismo imperante en el mundo del deporte puso en el foco mediático a la deportista, quien casi tres años después ha querido "contar la verdad".

   Oliveira ha declarado a web 'UOL Deporte' que se sintió "acosada" por la opinión pública después de que los medios de comunicación se hicieran eco de su vida intima, filtraran información y contaran "mentiras". El episodio al que se refiere la saltadora es el encuentro que mantuvo con el remero Pedro Gonçalves en la villa olímpica, y por el cual se dijo que casi fue expulsada de la competición.

   "La única verdad es que llevé a Pedro [Gonçalves] a mi habitación. No en la víspera de la competición ni en la suya. No pasó la noche conmigo. Tampoco expulse a nadie de la habitación. No fui expulsada de los Juegos Olímpicos", aclara la deportista, quien recibió mucha más atención por estos hechos que su acompañante, quien fue únicamente amenazado por el Comité Olímpico Brasileño (COB).

    A partir de ese momento, comenta, comenzó a vivir un calvario, que hoy identifica con un ataque machista.

   "A veces las personas me paran y me preguntan '¿Eres Ingrid?' ¿de la olimpiada? y yo ya me imaginaba a aquella persona leyendo noticias hablando de mí: maratón de sexo salvaje, orgía, polémica. A la gente le gusta utilizar esa palabra para hablar de mí. 'Polémica'. Eso cuando no hablan de mi culo. Pasé de 90.000 a 250.000 seguidores en Instagram", explica la deportista olímpica, quien además asegura que después de los Juegos Olímpicos ha sido acosada.

Ver esta publicación en Instagram

“Ingrid, quando chove você treina?” . - ??

Una publicación compartida de ? Ingri? Oli?ei?a (@ingrid.oliveira96) el

   "Recibí pornografía, propuestas para hacer un programa de televisión sexual. Perdí trabajos, he sido atacada por diarios de todo el mundo. Crearon una historia de cosas que no viví y luego las repitieron. Todo por ser una mujer que tiene sexo", asegura en la publicación online.

   Gonçalves y Oliveira se conocieron antes de las Olimpiadas, y mantuvieron contacto a través de las redes sociales. Posteriormente, se reencontraron en la villa olímpica durante la ceremonia inaugural. "Hable con mi pareja (de salto) [Giovanna Pedroso] y compañera de habitación para poder llevarlo allí y me dejó. Lo hacía gente de todas las disciplinas", explica Oliveira.

   Además, comenta que se trata de "algo normal", y añade que "solo hace falta ver el número de preservativos que se reparten en la villa olímpica. En el comedor, en todas partes. ¿Para qué? ¿Para hacer globos y salir volando? Bolt llevó a su habitación una chica sin acreditación, una gran cantidad de gente estaba en Tinder".

   Mientras ella sufrió ataques e insultos a través de las redes sociales después de que se conociera que habían mantenido un encuentro con su compatriota, la deportista asegura que en los perfiles de su compañero solo había "felicitaciones": "Las personas que tratan al hombre como 'el semental' son las mismas que tratan a la mujer de puta. Era ridículo", indica al respecto.

   "Fui de las atletas más comentadas de las Olimpiadas, junto a Simone Biles y Michael Phelps. Hicieron que mi culo valiera más que una medalla olímpica", dice la saltadora.

   Igualmente, Ingrid aclara que su compañera de salto, con la que no volvió a mantener contacto tras la disolución de la pareja después de los juegos, en los que quedaron en última posición, no fue la que filtró el encuentro a la prensa. "Lo que hice estuvo mal y soy consciente de ello. Me torturé mucho pero me di cuenta de que el trato que recibía no era justo", confiesa.

Contador

Para leer más


Lo más leído