26 de marzo de 2007

Liga argentina.- San Lorenzo supera 4-3 a Independiente y sigue al frente del Clausura

BUENOS AIRES, 26 Mar. (EP/AP) -

El San Lorenzo de Almagro demostró que no le puede la presión y doblegó por 4-3 al Independiente, en un emotivo clásico con marcador incierto hasta el final, mientras que el Boca Juniors se quedó como su único perseguidor con un ajustado triunfo 0-1 ante el Godoy Cruz en la séptima jornada del torneo Clausura.

El equipo conducido por Ramón Díaz, único invicto del certamen, suma 19 puntos, seguido por Boca con 16, mientras River Plate, que cayó sorpresivamente 0-1 ante Gimnasia de Jujuy, se quedó con 15.

Desde el primer minuto del clásico, San Lorenzo e Independiente mostraron una cara cuando atacaban y otra muy diferente para defenderse. A los 9 minutos, Santiago Hirsig vio el hueco en la defensa rival y habilitó al delantero Andrés Silvera, que definió con suave toque de zurda para San Lorenzo.

En un tiro de esquina a los 16 minutos, el mediocampista Lucas Pusineri cabeceó con toda tranquilidad para darle el empate al "rojo".

Independiente lo dio vuelta a los 40, también en un tiro de esquina. El uruguayo Carlos Báez alcanzó a peinarla y por el otro lado apareció sin marca el delantero Germán Denis, que la mandó a la red con un derechazo de media vuelta. Pero antes del descanso llego el 2-2 con un derechazo de Gastón Fernández.

En la segunda parte se repitieron los fallos de ambos lados y otra vez lo pagaron en la red. A los 64 San Lorenzo se puso al frente del marcador tras un centro desde la derecha, que Silvera capitalizó de cabeza, pero Independiente igualó cuatro minutos después merced a otro cabezazo de Pusineri.

A diez del final, en un tiro libre pasado, Hirsig bajó el balón de cabeza para que por la misma vía Jonathan Bottineli le diera la victoria al líder.

Por su parte, Boca se llevó un excesivo premio de su visita ante Godoy Cruz, que fue superior durante todo el partido y dilapidó por lo menos media docena de ocasiones netas de gol. Pero a los 83 minutos Pablo Ledesma se escapó por derecha y tiró el centro atrás para el recién ingresado Mauro Boselli, que definió de tacón.

Gimnasia de Jujuy, que marcha en los últimos puestos, dio la nota de la jornada al vencer de visitante 0-1 a un River sin ideas para flanquear la muralla defensiva del rival y que se fue silbado por sus hinchas.

El único tanto del partido llegó a los 79 minutos el delantero Mario Turdó recibió un largo pelotazo, se sacó de encima a un defensor y definió de zurda al segundo palo.