30 de octubre de 2016

Maradona cumple 56 años

BUENOS AIRES, 30 Oct. (Notimérica) -

Un 30 de octubre de 1960, en un barrio humilde de la capital argentina de Buenos Aires, nacía Diego Armando Maradona. Aquella joven promesa que dio sus primeros pasos en Argentina y que luego dejó su marca indeleble en las principales ligas y competiciones del mundo celebra su cumpleaños número 56.

"El 10", como le llaman los aficionados, dio su primer paso hacia el estrellato el 20 de octubre de 1976, cuando debutó en la Primera División del fútbol de su país con el Argentinos Juniors, diez días antes de cumplir los 16 años. Sobre ese partido, Maradona dijo: "ese día toqué el cielo con las manos". Su primer gol como profesional lo anotó un mes después.

'Pelusa' o 'Pelusita' era el apodo de aquel pequeño ilusionista que, hasta pocas semanas antes del debut soñado entretenía a los espectadores durante el descanso de los partidos que disputaba el equipo profesional del club, haciendo piruetas con un balón que nunca dejaba botar en el suelo.

En la selección argentina debutó a los 16 años en un partido amistoso jugado en el Estadio de Boca Juniors 'La Bombonera' ante la selección de Hungría. Por su juventud, el seleccionador en aquella época, César Luis Menotti, no lo convocó para el Mundial de 1978, año en el que Argentina se coronó campeón del Mundo.

Llegó cedido a Boca Juniors en 1981 y en su debut marcó dos goles frente a Talleres de Córdoba. Su primer clásico, frente a River Plate, lo ganó tres goles a cero y él fue el autor de un gran tanto, mientras que su primer y único título en Argentina lo consiguió en dicha temporada. Culminó su primera etapa con los 'xeneixes' tras jugar 40 partidos y anotar 28 goles.

Su primera Copa del Mundo disputada con Argentina fue un fracaso. Antes de la celebración del Mundial, Maradona fichó por el Fútbol Club Barcelona por lo que la expectación por verlo en acción en el Mundial, que se disputaba precisamente en España, era muy grande. Sin embargo, solo anotó dos goles (ambos a Hungría, en la primera fase) pero en la segunda no pudo hacer nada frente a Italia e incluso salió expulsado ante Brasil. Argentina fue eliminada y el '10' defraudó.

En el Barcelona Maradona tuvo varios altibajos no solo en lo futbolístico, sino también en lo físico. Con los azulgranas consiguió la Copa de la Liga, la Copa del Rey (ambas en 1983) y la Supercopa de España (1984), pero una hepatitis y una lesión importante perjudicaron su rendimiento. Dos temporadas después se marchó a Italia tras haber jugado 58 partidos y anotar 38 goles.

Nápoles fue el siguiente destino de Maradona y, quizás, el club en el que escribió su mejor momento futbolístico. Llegó en 1984, a pesar que una temporada atrás el equipo italiano estuvo a punto de descender de categoría (se salvó por un punto). Con el conjunto napolitano ganó las ligas de 1987 y 1990, la copa UEFA de 1989 y la Supercopa de Italia de 1991.

LA MANO DE DIOS Y EL GOL DEL SIGLO

Con la selección absoluta, Maradona formó parte de las selecciones nacionales que participaron en cuatro campeonatos mundiales: los de España (1982), México (1986), Italia (1990) y Estados Unidos (1994). Fue campeón del mundo en México, dónde su figura brilló por excelencia en el partido de cuartos de final contra Inglaterra marcando dos goles que han pasado a la historia.

El primero de ellos debió haber sido anulado (Maradona remató con el puño un balón que disputaba al guardameta británico) pero no por ello es menos famoso. Al preguntarle después si había marcado el tanto con la mano, Maradona respondió que había sido "la mano de Dios" y con ese nombre pasó a la historia.

El segundo (declarado por la FIFA como el mejor gol de la historia de los mundiales),justamente llamado el gol del siglo, fue una de sus genialidades difícilmente superables: arrancando de su propio campo, Maradona dribló, uno tras otro, a cinco jugadores ingleses y al portero, y marcó de un zurdazo.

El astro argentino disputó su segundo mundial en 1990. Argentina alcanzó la final del torneo, a pesar de un tibio inicio, pero cayó derrotado por la mínima diferencia a manos de Alemania Federal. Maradona no fue el jugador del Mundial anterior y esta vez obtuvo el Balón de Bronce. El tiempo de Maradona como rey del fútbol mundial empezaba a concluir.

Su carrera internacional finalizó estrepitosamente en el Sevilla FC, equipo con el que no llegó a completar la temporada 1992-1993. Cuando regresó a Argentina tras su experiencia europea, fichó por el club rosarino Newell's Old Boys y, después de cumplir la suspensión impuesta en 1994 por la autoridad futbolística internacional (FIFA) por dar positivo en un control antidopaje, volvió a vestir la camiseta de Boca Juniors en 1995, en una temporada irregular en cuanto a su rendimiento. En octubre de 1997 anunció su retirada definitiva después de, una vez más, dar positivo.