29 de noviembre de 2016

Marcelo Boeck, portero del Chapecoense, salvó la vida por celebrar su cumpleaños

BRASILIA, 29 Nov. (Notimérica) -

Seguramente se trataba de la cita más importante de la historia del humilde Chapecoense, el club de la ciudad brasileña de Chapecó. Sin embargo, hubo un jugador que decidió ausentarse de la histórica final por celebrar su cumpleaños: Marcelo Boeck.

Se trata del tercer portero del finalista de la Copa Sudamericana, equipo que viajaba a Medellín (Colombia) para disputar la final de dicha competición contra el Atlético Nacional.

Sin embargo, el avión nunca llegó a su destino: se estrelló en la zona de Cerro Gordo de la Unión, en el departamento colombiano de Antioquia. Al menos 75 personas han perdido la vida, entre ellas, la mayoría de la plantilla del club brasileño.

Hasta ocho jugadores fueron descartados para la gran final, ya sea por lesión o decisión técnica. Sin embargo, fue la onomástica lo que salvó la vida al veterano meta de 32 años.

"El club le dio permiso y no viajó, ha sido un alivio muy grande en un momento de profunda tristeza por la tragedia que ha sucedido y que ha golpeado todo el mundo del fútbol", explicó el agente en declaraciones a la prensa portuguesa.

"Cuando ha sabido lo ocurrido, Marcelo ha ido con sus familiares al estadio del Chapecoense donde se ha encontrado con los jugadores que no habían viajado, he podido hablar con él y está profundamente triste por todo lo que ha ocurrido", indicó su representante.

Boeck se reunió con el resto de la plantilla en las instalaciones del estadio Arena Condá, a la espera de recibir noticias del trágico accidente que acabó con los sueños de este humilde equipo,