2 de febrero de 2010

México.- La Fiscalía dice que el delantero paraguayo Cabañas todavía no está en condiciones de declarar

MÉXICO DF, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Procuraduría General de la capital mexicana admitió este lunes que el delantero paraguayo Salvador Cabañas todavía no está en condiciones de prestar declaración, después de que sufriera un edema cerebral el pasado lunes provocado por un disparo de bala que recibió en la parte derecha de la cabeza.

"Lo dijo el médico que vino con ellos, que no está en condiciones de hacer una declaración", confirmó Michel Bauer, presidente del club América en el que juega el delantero.

Ernesto Martínez Duhart, el neurocirujano que asiste a 'Chava', como le conocen al delantero en el campo, admitió por su parte que aunque el jugador pudiera prestar declaración con el objetivo de esclarecer quién le agredió "no se acordará de los hechos".

"Está consciente, reconoce familiares, pero, por ejemplo, no sabe bien la fecha. Sabe que está en un hospital, pero no sabe dónde ni por qué, ni ha preguntado", explicó el médico ayer.

El médico neurocirujano admitió que el delantero evoluciona "muy favorablemente", incluso ha conseguido recuperar parte del movimiento de la parte izquierda de su cuerpo. Sin embargo, advirtió de que todavía no ha salido de peligro por riesgo de infección y tampoco pudo precedir si podrá volver a jugar o las secuelas que le dejará la herida de bala en la cabeza.

El delantero paraguayo sufrió un edema cerebral el pasado 25 de enero provocado por una bala en la cabeza que le disparó una persona identificada 'El J.J'. o 'El Modelo' y presunto miembro de una red de delincuencia organizada, mientras ambos supuestamente discutían en un bar en Ciudad de México.

Cabañas habló este domingo con su padre y su hermano, a los que trasladó su intención, en guaraní, de jugar la Copa de Sudáfrica, informó el diario 'Última Hora'.

La seguridad en torno al Hospital Angeles del Pedregal en el que permanece ingresado el delantero paraguayo y la residencia familiar fue reforzada desde el pasado viernes con un total de 16 escoltas a su disposición.

El representante legal de Salvador Cabañas, José María González, admitió la sensación de inseguridad y el sentimiento de miedo de la familia del delantero. "Desde el momento en que no encuentran a este individuo, sí claro que tememos por la seguridad de Salvador y su familia. No sabemos la intención del agresor; evidentemente es una persona que no está en sus cabales", aseguró hace varios días el representante.