26 de octubre de 2011

Ministro Deportes de Brasil presentaría renuncia

BRASILIA (Reuters/EP) - El ministro de Deportes de Brasil, Orlando Silva, renunciaría el miércoles presionado por acusaciones de corrupción, dijeron fuentes del Gobierno, en un golpe de imagen para la nación que organizará la Copa Mundial del 2014 y los Juegos Olímpicos del 2016.

Silva ha sido acusado de recibir unos 40 millones de reales (23 millones de dólares) en comisiones ilegales que fueron a parar a sus bolsillos y a los de su fuerza política, el Partido Comunista de Brasil.

Cinco ministros han abandonado el gabinete de la presidenta Dilma Rousseff en menos de un año de mandato, cuatro de ellos salpicados por acusaciones éticas.

Silva ha negado insistentemente las acusaciones.

Rousseff, percibida como implacable con la corrupción, escuchó el viernes pasado los argumentos del ministro y dijo que lo apoyaba.

Pero una fuente cercana a la presidenta dijo el miércoles a Reuters que la posición de Silva se volvió insostenible luego de que la Corte Suprema abrió esta semana una investigación sobre las denuncias de corrupción generalizada en el Ministerio de Deportes.

Otra fuente del Gobierno confirmó que Silva renunciaría en la tarde del miércoles.

Fuentes del Gobierno dijeron que sería sustituido por el diputado comunista Aldo Rebelo, que ha criticado duramente la corrupción en el fútbol.

La sucesión de renuncias en su gabinete no parece haber afectado hasta ahora la popularidad de Rousseff, que logró en septiembre un índice de aprobación del 71 por ciento, en parte por su mano dura contra la corrupción.

Pero los escándalos complicaron las relaciones dentro de su extensa coalición de Gobierno y debilitaron sus relaciones con el Congreso, que debe aprobar una serie de reformas cruciales para la mayor economía de América Latina.