12 de junio de 2010

MUNDIAL-Colosal Lionel Messi vale su peso en oro

Por Kevin Fylan

JOHANNESBURGO (Reuters/EP) - El futbolista Lionel Messi respondió el sábado a las expectativas de Argentina con una actuación llena de arte y astucia en la victoria 1-0 sobre Nigeria, mostrando que incluso sin anotar puede guiar a su selección en esta Copa del Mundo.

Mientras su entrenador Diego Maradona captaba la atención con su presencia y constantes movimientos detrás de la línea lateral, la brillantez de Messi hizo imposible desviar la vista por mucho tiempo del partido disputado en el estadio Ellis Park de Johannesburgo por el Grupo B.

Un gol de Messi, que se pudo haber añadido al tanto a los seis minutos del defensor Gabriel Heinze, habría tranquilizado a toda una nación y a un entrenador cada vez más agitado, pero no fue necesario que el astro del Barcelona marcara.

El contraste entre el Messi de la Copa del Mundo del 2006, cuando fue confinado a un papel secundario por el entonces entrenador José Pekerman, difícilmente pudo haber sido mayor.

En ese Mundial, Messi tuvo que ver desde el banco cómo Argentina quedaba eliminada por penales ante el anfitrión Alemania, que apenas podía creer su suerte por no tener que enfrentarse al jugador.

APETITO INSACIABLE

Cuatro años después, el ahora Jugador Mundial del Año se dedicó a deleitar a los aficionados en Ellis Park con su insaciable apetito por el balón.

"Yo a Lio lo quiero cerca de la pelota y hoy estuvo ahí. Si él esta cerca de la pelota nos divertimos todos. No sería lindo el fútbol sin ver a Messi con la pelota. Hoy hizo cosas bárbaras", destacó Maradona tras el partido.

Recién iniciado el partido, Messi se movió con fluidez por el centro de la defensa de Nigeria para crear la primera oportunidad.

El portero Vincent Enyeama, de gran actuación, le negó un gol que parecía inevitable en el primer tiempo tras desviar con las yemas de sus dedos un remate con la pierna izquierda del hábil delantero.

"El arquero de ellos estuvo un fenómeno. Nosotros creamos las situaciones, no tuvimos la suerte de convertir más pero nos quedamos tranquilos, contentos y esperamos seguir así", destacó Messi a periodistas.

Cuando Nigeria se fue en el segundo tiempo en busca del empate dejó mayores espacios libres, algo que Messi aprovechó para tener aún más la pelota y generarse otras dos claras ocasiones de anotar.

"Por suerte pude tener mucho tiempo la pelota y hacer jugar a mis compañeros. Fue un muy buen partido, creamos muchas ocasiones. Lo importante es que se ganó", agregó.

Para Maradona, el debut en el Mundial con sus tres hombres de ataque -Messi, Carlos Tevez y Gonzalo Higuaín- fue un éxito, pese a verse frustrado por la falta de más goles.

Para el técnico hay cosas de qué preocuparse en la defensa, después de que Chinedu Obasi y el resto del ataque de Nigeria le hicieron la vida difícil por el sector derecho a Martín Demichelis y a Jonás Gutiérrez, importante por su vocación ofensiva pero mostrando muchas dudas para defender.

Pero hay indicios claros de que Messi podría ser capaz de liderar al equipo en el camino que hizo Maradona en 1986, no sólo por su nivel similar de habilidad, sino también por algunos rasgos de personalidad que ha demostrado.

Lo que está claro es que cuando Messi se empiece a hacer anotar, Argentina será realmente peligrosa.