4 de julio de 2015

Mundial Femenino de Canadá: EEUU busca destronar a la actual campeona, Japón

Mundial Femenino de Canadá: EEUU busca destronar a la actual campeona, Japón
@FIFAWWC TWITTER

MONTREAL, 4 Jul. (Notimérica) -

Tras un mes de intensa competición, la Copa Mundial Femenina llega a su fin con la esperada final que enfrentará a la actual campeona, Japón, y a la aspirante, EEUU.

Ninguna de las dos selecciones es nueva en esto de disputar finales del Mundial, de hecho, ambas selecciones saben lo que es ganar este torneo (por dos veces en el caso de EEUU) y, para más inri, esta será la segunda final consecutiva que ambas selecciones disputen, después de la jugada en el Mundial de Alemania 2011, en la que Japón se llevó la victoria en los penaltis.

Por parte de EEUU, esta será la cuarta vez que participe en la final de un Mundial de siete campeonatos celebrados hasta la fecha. El primero que ganó (y que se celebró) fue el de China 1991, en el que venció por 2-1 a Noruega. Ocho años después volvería a jugar la final del Mundial, siendo anfitriona, y venciendo a China en los lanzamientos de penalti. Por último, llegó también a la final en la Copa del Mundo de 2011, ante Japón, donde cayó derrotada en los penaltis.

En Notimerica analizamos la trayectoria de ambas selecciones en esta Copa del Mundo de Canadá 2015.

EEUU.

La selección americana inició este Mundial sabiéndose una de las favoritas a la victoria final, y más teniendo en cuenta que el grupo en el que le tocó, a priori, no era excesivamente complicado (Australia, Suecia y Nigeria).

Comenzó su andadura en esta fase venciendo a una combativa Australia, que le puso las cosas muy difíciles en el primer tiempo. No obstante, fueron las norteamericanas las que se adelantaron en el marcador con un gol de Megan Rapinoe en el minuto 12. Poco después empataría Lisa de Vanna para las 'Matildas' en el minuto 27.

EEUU aumentó el ritmo en la segunda parte, cosa que no supieron contrarrestrar las australianas, y en el minuto 61 Christen Pers consiguió poner el 2-1. Tras esto, Australia se vino abajo, cosa que aprovechó, de nuevo, Rapinoe, para poner el 3-1 definitivo en el minuto 78.

Poco hay que decir del siguiente partido que enfrentó a EEUU y a Suecia, y que acabó en empate a cero. El partido estuvo muy igualado en ocasiones, pero ninguna selección consiguió finalizarlas en gol. Con este empate, EEUU se aseguraba la clasificación para la siguiente fase.

El último partido fue ante Nigeria. Las norteamericanas necesitaban ganar para depender de sí mismas en la lucha por la primera plaza del grupo, y así lo hicieron. EEUU dominó el partido de principio a fin y solo las intervenciones de la portera Precious Dede evitaron que acabara en goleada. Un solitario gol de Abby Wambach permitió a EEUU pasar como primera de grupo.

En octavos de final se encontró con Colombia, selección que luchó todo el partido, a pesar de jugar con 10 la mitad del encuentro debido a la expulsión de Catalina Pérez en el minuto 47. Morgan abrió el marcador con un golazo casi sin ángulo en el minuto 53. Carly Lloyd puso el 2-0 definitivo en el minuto 66.

En cuartos se enfrentó a China, una de las favoritas a llevarse la Copa del Mundo, aunque en el partido no se reflejó ya que las asiáticas practicaron un fútbol muy defensivo. Las estadounidenses sólo pudieron anotar tras el saque de un corner que Lloyd remató al fondo de las mallas. A semifinales de cabeza.

Alemania prometía dar guerra, y así fue, sobre todo en los primeros compases del partido en el que las germanas tuvieron varias ocasiones que la meta Nadine Angerer supo resolver. Alemania gozó, incluso, de un penalti a favor que erró Celia Sasic. No hizo lo mismo EEUU, que anotó el primer gol de penalti, por medio de Lloyd. Kelly O'Hara sentenció en el minuto 84 y metió a las estadounidenses en la final.

JAPÓN.

El Mundial realizado hasta ahora por la selección asiática ha sido impecable, ya que ha ganado todos los partido que ha disputado.

En la fase de grupos se enfrentó a Suiza, Camerún y Ecuador. El primer partido, ante Suiza, fue muy disputado pero en ningún momento pareció que las asiáticas no tuvieran el partido controlado. Les bastó con un gol de Aya Miyama, de penalti, en el minuto 27, para contemporizar y dar por bueno el resultado.

El segundo partido de las niponas en la fase de grupos, ante Camerún, se resolvió sin problemas en la primera parte gracias a dos errores defensivos de las africanas. Aya Shamesima remató al fondo de la portería un centro de Nahomi Kawasami en el minuto 6. Poco después, en el minuto 17, Yuika Sugasawa anotó el segundo gol. Ajara Nchout recortó distancias en el minuto 90, sin tiempo para buscar el empate. Japón estaba ya clasificada.

El último partido de la fase de grupos para Japón sería ante Ecuador, buscando certificar la primera posición del grupo. Las niponas, con varios cambios en el once inicial, dominaron el partido a pesar del empuje de la selección americana, pero el único gol del partido, en el minuto 5, materializado por Yuki Ogimi, bastó para sentenciar el encuentro.

En octavos, Japón se vió las caras con los Países Bajos. Las asiáticas se adelantaron muy pronto en el marcador, en el minuto 10, por medio de Saori Ariyoshi, tras coger un rechace del larguero tras un disparo de Yuki Ogimi.

Las mejores ocasiones siempre fueron del lado de las niponas, que sentenciaron el encuentro en el 78 por medio de Mizuho Sakaguchi. Van den Ven acercó a los Países Bajos en el marcador en el minuto 92, pero ya no había tiempo para un gol más.

En cuartos se vería las caras con Australia, la selección 'cenicienta' de las que quedaban, ya que era la primera vez que llegaba tan lejos en un Mundial y, para más inri, tras eliminar a Brasil. Japón dominó el partido en todo momento, aunque la selección oceánica estaba bien plantada atrás. El gol definitivo llegó en el minuto 87 por medio de Mana Iwabuchi. Australia pudo empatar en los minutos finales pero la portera nipona frutró a las 'aussies'.

Inglaterra esperaba en semis, y el partido no decepcionó ya que hubo mucha igualdad. El primer gol vino desde un lanzamiento desde los once metros en el minuto 33, que transformó Aya Miyama. Poco después, en el minuto 40, las británicas pusieron las tablas en el marcador. Tras el descanso, las principales ocasiones cayeron del lado inglés, aunque la suerte se puso del lado de las japonesas y en el minuto 92 un mal despeje de Laura Bassett se coló en la meta inglesa. Japón se clasificaba para su segunda final consecutiva.

Para leer más