15 de junio de 2010

MUNDIAL-Holanda gana 2-0 Dinamarca en debut Grupo E

Por Mike Collett

JOHANNESBURGO (Reuters/EP) - La selección de fútbol de Holanda derrotó el lunes por 2-0 a Dinamarca en el debut de ambos equipos en el Grupo E del Mundial, en un discreto encuentro disputado en el estadio Soccer City.

Los holandeses, entre los favoritos al título, necesitaron de un gol en contra, originalmente acreditado al danés Simon Poulsen y luego anotado a Daniel Agger, al regreso del descanso y un tanto de Dirk Kuyt a los 85 minutos para lograr la victoria.

La fortuna estuvo entonces del lado del conjunto naranja, que hasta ese momento no había mostrado un buen nivel de juego y en ocasiones fue inferior a su rival.

De todos modos, la tranquilidad del primer gol le dio a Holanda la posibilidad de manejar más el balón y con él el ritmo del partido, sin pasar zozobra frente a una impotente Dinamarca.

El tanto que selló la victoria holandesa a los 85 minutos fue obra del atacante Dirk Kuyt, quien convirtió con el arco a su merced luego de que la pelota pegara en el poste tras un disparo cruzado de su compañero Eljero Elia.

"En la segunda mitad comenzamos con un gol fortuito, por lo que dependió de Dinamarca salir a buscar el partido, pero no tuvieron la convicción o la fuerza para hacerlo", dijo el técnico holandés Bert van Marwijk.

"Después anotamos el segundo y pudieron ver lo bien que podemos llegar a jugar. Podríamos haber marcado uno o dos goles más", agregó.

Dinamarca, que no le gana a Holanda hace 43 años -sólo pudo vencerla por penales en la Eurocopa 1992-, nunca puso en peligro verdaderamente la ventaja de su oponente, más allá de un cabezazo de Nicklas Bendtner en la primera mitad, cuando el partido estaba 0-0.

"Fue una victoria merecida para los holandeses. Podría haber sido diferente si ese (gol en contra) no hubiese ocurrido... pero esto ocurre en el fútbol. Tras eso, Holanda se vio en la posición que les gusta", dijo el técnico danés Morten Olsen.

Holanda había decepcionado en un primer tiempo sin brillo y con pocas emociones, generando muy pocas jugadas colectivas.

Su mejor momento en el partido fue en los 20 minutos finales, cuando comenzó a tocar rápido y controló la pelota, sobre todo por intermedio de Wesley Sneijder y del sustituto Ibrahim Afellay.

Japón y Camerún, los otros dos integrantes del Grupo E, se medían desde las 1400 GMT en Bloemfontein.