1 de septiembre de 2006

Mundial.- 'Pepu' Hernández, "muy feliz" por la victoria, y "triste" porque cree que Gasol no jugará la final

SAITAMA (JAPON), 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El seleccionador nacional de baloncesto, José Vicente Hernández, tenía un sabor agridulce tras la victoria de España ante Argentina en las semifinales del Mundial, ya que se mostraba "muy feliz" por la clasificación para la final, pero "un poquito triste" porque cree que Pau Gasol, el referente español, no podrá estar en la lucha por el oro.

"No nos ha dado tiempo a expresar la alegría. La lesión me preocupa porque esas cosas afectan al equipo, sobre todo en este momento, pero igual nos puede servir de acicate para la final y sabemos que hemos ganado partidos sin la presencia de Pau. Si no está, ya hemos empezado a hablar en el vestuario para que redoblemos fuerzas, redoblemos unión", destacó.

El técnico es pesimista sobre la presencia de la estrella de la selección, aunque habrá que esperar a los resultados de las pruebas. "Creo que no estará, igual luego me da una sorpresa. No quiero anticiparme, pero sí tenemos que estar preparados", explicó.

'Pepu' Hernández no aprovechó para esconder en la victoria los errores del equipo y lamentó que le "costó muchísimo" aplicar su "estilo" durante un partido, aunque un equipo que supo aprovechar sus bazas, jugar agresivo o lo que hizo falta en cada momento.

Reconoce que en el encuentro "hubo muchos momentos de riesgo, donde se podía romper a favor de uno u otro", y lamentó que España no supo "aceptar" y dejó entrever que, pese al resultado, no le había gustado tampoco la elección para los últimos segundos: "No es cuestión de castigarnos o flagelarnos, pero hemos tenido cierto riesgo".

"Ha salido bien, también ha entrado el factor suerte e igualmente mucho corazón, porque también ha salido bien la defensa", añadió, asegurando que, pese a su cautela, sí estaba "muy feliz".

"Vamos a tratar ahora de pensar en disfrutar de esta victoria y mañana en la final y en Grecia. Estoy extremadamente contento, pero no es una felicidad completa", concluyó.