18 de marzo de 2015

Nairo: "Esta victoria ha sido muy buena para mi moral"

Nairo: "Esta victoria ha sido muy buena para mi moral"
COLPRENSA

CALI, 18 Mar. (Colprensa/Notimérica) -

   Tras una segunda mitad de 2014 afectada por una caída en la Vuelta a España (fractura del omóplato derecho), el escalador Nairo Quintana ya está en gran forma. El colombiano conquistó este martes la Tirreno-Adriático y volvió a ganar en Italia como lo hizo el año pasado al conseguir por primera vez el Giro.

   En la última etapa de la competencia italiana, la cual estaba conformada por una contrarreloj individual de 10 kilómetros, Nairo salió a pedalear con la mentalidad de no bajar la guardia y no ceder terreno en la general.

   "En la última etapa no iba con calma, pues fue una crono bastante exigente, un poco más larga que el año pasado y más dura", señaló Nairo al término de última etapa, donde se alzó con el puerto 55.

   Igualmente, el colombiano resaltó que "los rivales tenían un poco más de ventaja sobre mí en este terreno y he hecho la crono a tope; por suerte, ha salido 'normal', lo suficiente como para no perder el liderato, y estoy muy contento".

   Por otro lado, el boyacense que ya suma su triunfo número 24º como profesional - Giro de Italia (2014), Vuelta al País Vasco (2013) , Vuelta a Burgos (2013, 2014) , Tour de San Luis (2014) , Route du Sud (2012) y Vuelta a Murcia (2012) -, resaltó la importancia de esta competencia para lo que es la preparación para asumir el Tour de Francia, que arranca en julio.

   "Esta victoria ha sido muy buena para mi moral: después de la caída en la Vuelta a España, había pasado un período importante sin vivir un momento de felicidad como hoy, ese para el que uno se prepara e invierte tanto trabajo", expresó.

   Finalmente, el Movistar, equipo de Quintana, añadió con el triunfo en la Tirreno-Adriático una de las pocas vueltas por etapas del WorldTour que le faltaban en su casillero histórico. Sólo el Tour Down Under australiano, la Vuelta Romandía y la Vuelta a Polonia escapan aún al dominio de la escuadra española, que lleva diez triunfos en 2015, a sólo cuatro de los 800 desde su debut en el campo profesional.