7 de julio de 2009

NATACION-Stoychev no está preparado para salir del mar

Por Angel Krasimirov

SOFIA (Reuters/EP) - Ganar ocho títulos mundiales consecutivos en aguas abiertas y establecer récords en el Canal de la Mancha, entre Inglaterra y Francia, no es suficiente para el nadador Petar Stoychev.

El búlgaro, quien cumplirá 33 años en octubre, decidió el año pasado dejar de nadar tras los Juegos Olímpicos de Pekín, pero cambió de opinión y ahora tiene nuevamente hambre de éxito.

"Bueno, podría retirarme a finales de año o nadar por uno o dos años más (...) Vamos a esperar y ver", dijo a Reuters Stoychev, a un costado de una piscina en Sofía, donde entrena habitualmente.

"He trabajado muy duro durante años para construir mi reputación y sería estúpido continuar compitiendo si no estoy en buena forma, si no me siento lo suficientemente apto", explicó.

Stoychev, quien competirá en la carrera de 10 kilómetros de aguas abiertas en el Mundial de Roma que comienza este mes, entrena siete horas por día y cree que puede mantener el nivel para reeditar sus logros más recordados.

El búlgaro esperaba con impaciencia competir en la carrera del Canal de La Mancha, que debía realizarse por primera vez desde 1959. Pero la competencia fue cancelada debido a la preocupaciones de Francia sobre el recorrido.

"Yo tenía previsto participar en la carrera, aunque soy consciente de que es completamente diferente nadar sólo por un récord que nadar con los mejores atletas del mundo, que también irán por la victoria", dijo Stoychev.

Este deportista tiene desde el 2007 el récord mundial en el Paso de Calais, un estrecho ubicado en la parte más angosta del Canal de la Mancha, con un tiempo de seis horas, 57 minutos y 50 segundos en los 38 kilómetros de prueba.

Este año, Stoychev ya ha demostrado sus credenciales al ganar en abril el Gran Premio del Cañón del Sumidero, en México.

NUEVOS DESTINOS

Stoychev espera con interés competir por primera vez en su país en una carrera de la Copa del Mundo.

La natación en aguas abiertas se ha propagado en todo el mundo en los últimos años, con muchos nuevos destinos añadidos al circuito de la Copa del Mundo.

El puerto de Varna, ubicado en pleno Mar Negro, será sede de una carrera de 10 kilómetros el 8 de agosto, y los organizadores esperan que una multitud de aficionados búlgaros apoye al héroe local.

"El es nuestro campeón (...) Será un placer verlo", dijo Georgi Tudzharov, un mécanico de 34 años.

"Stoychev es un fenómeno (...) El es una verdadera estrella, a diferencia de nuestros futbolistas mimados", añade.

Stoychev, quien ganó dos medallas de bronce en el campeonato mundial de 2005, se muestra entusiasmado cuando se le preguntó sobre la carrera de Varna.

"Finalmente tendré la oportunidad de darles algo a los aficionados búlgaros. Una alegría en casa", destacó.

"Espero tener una buena carrera, pero al mismo tiempo, me doy cuenta de que será algo diferente, algo nuevo para mí", agregó.

Stoychev ha representado a su país en tres Juegos Olímpicos y llevó la bandera nacional en la ceremonia de inaugural de Pekín.

"Estar en los Juegos Olímpicos fue fantástico", sostiene Stoychev, quien finalizó sexto en la prueba de 10 kilómetros en Pekín.

"Tuve la suerte de competir tres veces. Sé que muchos grandes atletas nunca tuvieron la oportunidad de saborear el ambiente olímpico (...) No pude ganar el título olímpico, pero estaba muy feliz por ser parte de unos Juegos", agregó.

"PESADILLA" EN ARGENTINA

Stoychev siempre ha preferido la natación el aire libre.

"Nadar en aguas abiertas es mucho más interesante para mí que la natación en una piscina. Por eso he decidido (...) participar en carreras en lugares inusuales", comentó.

"Me ha dado la oportunidad de viajar por el mundo (...) De niño, cuando estaba estudiando geografía, miraba los mapas. Nunca hubiera soñado que un día podría ir a nadar a Canadá, Asia o Sudáfrica", afirmó.

Pero en esta vida llena de aventuras, algunos lugares han sido más memorables que otros.

"A veces, es extremadamente difícil (...) Por ejemplo, nadar en el río Paraná, en Argentina, es una pesadilla. El agua es tan oscura, por lo que no se puede ver nada del fondo. Es muy desagradable (...) No es un lugar fácil de ganar. Sólo nadaba con la esperanza de ir en la dirección correcta", recordó.

"También tuve una amarga experiencia en el mar del sur de China, donde me picó una medusa venenosa justo antes de la carrera. Algo que no fue la mejor cosa en mi vida. Pero hay que esperar este tipo de accidentes si estás nadando en aguas abiertas", concluyó.

(Por Angel Krasimirov. Editado en español por Javier Leira)