23 de abril de 2012

NBA.- Metta World Peace podría enfrentarse a cinco partidos de suspensión

El alero se lamenta de lo ocurrido y espera que James Harden se encuentre "bien"

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alero de los Angeles Lakers, Metta World Peace, que esta madrugada fue expulsado del encuentro que su equipo y los Oklama City Thunder disputaron en el Staples Center (114-106) tras propinarle un codazo al escolta James Harden, podría ser castigado con al menos cinco partidos de suspensión.

Esta acción violenta va a acarrearle con toda seguridad a Metta World Peace varios partidos de suspensión, la cuestión será conocer cuántos serán. Por un golpe similar, Bynum recibió una sanción de cinco partidos el pasado mayo al golpear a José Juan Barea, por entonces en los Dallas Mavericks, durante las semifinales de Conferencia del 2011.

La posible sanción obligaría a Brown a reajustar el cinco titular, porque el alero se perdería la primera ronda de los 'play-offs'. Su lugar lo ocuparía o el veterano Matt Barnes o el joven Devin Ebanks, que brilló ante los Thunder.

Metta World Peace ya estuvo involucrado en varios encontronazos físicos en la NBA. Entre los más sonados fue el gran motín sucitado en Detroit cuando entonces con su verdadero nombre, Ron Artest, y como jugador de los Pacers de Indiana, fue hasta las gradas para agredir a un aficionado, motivo por el que fue suspendido por el resto de la temporada por el incidente ocurrido en 2004.

"En la jugada anterior tuve un mate sobre Durant e Ibaka y me emocioné mucho. Fue desafortunado que Harden haya salido golpeado, pero fue sin intención. Espero que esté bien. Los Thunder están peleando por el campeonato este año así que espero que él se encuentre bien", se lamentó en un comunicado el jugador de los Lakers. "Le pido disculpas a los Thunder y a James Harden. Fue un gran partido y es una lástima que haya reaccionado de esa manera", añadió.

James Harden había anotado 14 puntos hasta el momento y era el mejor de su equipo, pero la conmoción cerebral que sufrió por el golpe le obligó a no continuar jugando el partido en la segunda parte.

Por su parte, el técnico del club angelino, Mike Brown, se negó a dar su parecer sobre el incidente, aduciendo que estaba distraído en el momento del golpe y que después no tuvo tiempo para verlo. "No lo he visto todavía," se excusó. "Estaba gritándole a alguien y de repente vi a Harden tirado en el suelo", señaló.

"Metta ha sido muy importante para nosotros en ataque y en defensa", señaló. "Sería un golpe muy duro para nosotros si fuera suspendido. Necesitamos que esté en cancha lo máximo posible", admitió Brown.