19 de julio de 2016

Una organización yihadista brasileña proclama su lealtad al DAESH

Una organización yihadista brasileña proclama su lealtad al DAESH
REUTERS

BRASILIA, 19 Jul. (Notimérica) -

Un grupo yihadista de origen brasileño ha declarado su apoyo a la organización DAESH, convirtiéndose en la primera organización iberoamericana que reconoce su lealtad al autodenominado Estado Islámico.

A través de su canal de 'Telegram', la agrupación conocida como Ansar al Khilafah Brazil ha proclamado su fidelidad al líder del ISIS (Islamic State of Iraq and Syria), Abu Bakr al-Baghdadi, según publica 'Site Intelligence Group', una ONG norteamericana especializada en el seguimiento de las acciones de grupos terroristas en Internet.


"Si la policía francesa no pudo detener los ataques en Francia, la formación impartida a la policía brasileña tampoco alcanzará", comentó la organización en un mensaje en el que agregó que sus miembros "están dispuestos a sacrificarse para convertirse en mártires."

La fundadora de la ONG, Rita Katz, mostró su preoupación en Twitter acerca del manifiesta del grupo yihadista. "Es preocupante que los canales de Estado Islámico de lenguas occidentales (inglés, portugués, español, alemán, etc.) han mostrado un aumento drástico en la actividad", publicó.


Este anuncio se produce en el contexto previo a los inicios de los Juegos Olímpicos de Río de Janerio --5 de agosto-- en medio de un clima de tensión mundial por la evidente amenaza terrorista, sobre todo después del trágico ataque que tuvo lugar en Niza el 14 de julio donde 84 personas perdieron la vida arrolladas por un camión, el cual ha sido proclamado precisamente por el DAESH.

El momento elegido es intencional, la adhesión tiene lugar poco antes de los Juegos", comentó Katz.


REFUERZO DE LA SEGURIDAD

Tras la masacre en el país galo, el presidente brasileño, Michel Temer, ordenó revisar el dispositivo de seguridad preparado para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Así, se aumentaron las medidas preventivas, intensificado los cordones de seguridad y reforzado los controles en las principales carreteras.

Además, se desplegarán unos 85.000 efectivos, el doble de los que hubo en los Juegos de Londres en 2012. Incluso 55 países cooperan con las autoridades brasileñas para ayudar a unas fuerzas de seguridad sin experiencia en atentados terroristas.