17 de marzo de 2006

Paraguay.- El paraguayo Julio Ferreira ansía volver a jugar, a pesar de que se le amputó un brazo

ROMA, 17 Mar. (EP/AP) -

El paraguayo Julio Ferreira González, que sufrió la amputación del brazo izquierdo tras un accidente automovilístico el pasado 22 de diciembre, no ha perdido las esperanzas de poder volver a jugar.

"No me tome por loco, escondida en un ángulo de mi cerebro existe la loca idea de poder volver a jugar", declaró en una entrevista publicada el viernes por Tuttosport. "Tendré seguramente la convicción de renunciar, solamente después de haber probado a hacerlo", expresó.

Además, explicó que está desenado viajar a Paraguay, donde su accidente ha provocado gran conmoción y desesperación entre sus admiradores: "Quiero volver cuanto antes, de visita, por algunos días, a mi país, no he vuelto desde el accidente, el día que iba a viajar para pasar las fiestas de fin de año con mis padres".

Por otra parte, contó que la reacción de su esposa y sus dos hijos a su accidente, que le ha dejado incluso por ahora paralizado el brazo derecho, ha sido muy positiva. "Como me pondrán una prótesis, le dije a mi hija de cuatro años que no se impresionara y que dentro de poco tendría un brazo nuevo y mejor. Ella me respondió: si quieres que el nuevo brazo crezca rápidamente, debes comer mucho y ha comenzado a darme la comida en la boca", desveló.

Ferreira tiene un contrato con el Vicenza, que vence en julio, equipo que juega en la serie B de la liga italiana. El accidente se produjo cuando acompañaba al aeropuerto de Venecia al jugador argentino del Vicenza, Rubén Grighini, quien sufrió la fractura del peroné de la pierna derecha.

Según la policía, el automóvil conducido por Ferreira chocó violentamente contra un camión que lo precedía y sucesivamente contra otro camión. Un automóvil embistió después a estos vehículos.

Ferreira nació el 26 de agosto de 1981, creció futbolísticamente en el Guaraní, llegó al Vicenza en el 2001, pero después jugó en el Huracán, en el Tacuary y en el Nacional de Asunción.