3 de agosto de 2015

Río de Janeiro aprueba en el ensayo de triatlón para los Juegos Olímpicos

El español Javier Gómez Noya se impone y se asegura la plaza en Río 2016

RÍO DE JANEIRO, 3 Ago. (Notimérica) -

La playa de Copacabana de Río de Janeiro ha acogido este domingo la prueba de triatlón que ha servido de ensayo a la organización de los Juegos Olímpicos de 2016 y de clasificatoria para los atletas; el español Javier Gómez Noya y la norteamericana Gwen Jorgensen ya tienen el pase asegurado para los Juegos del año que viene.

Con temperaturas veraniegas en pleno invierno carioca y la playa a rebosar de bañistas los atletas han podido comprobar de primera mano cómo es el circuito en el que el año que viene lucharán por las medallas: 1,5 kilómetros de natación, 40 kilómetros de ciclismo por el barrio de Copacabana y 10 kilómetros de carrera por el paseo marítimo.

Gómez Noya, que atraviesa un buen momento en el circuito mundial de triatlón, ha completado el recorrido en una hora, 48 minutos y 26 segundos; mientras que la prueba femenina Jorgensen se ha impuesto a sus rivales con una hora, 58 minutos y 46 segundos.

"La prueba me ha gustado mucho. He nadado bien y me he mantenido entre los primeros en ciclismo, saliendo bien en la carrera. Hacía bastante calor, pero he conseguido seguir bien y ganar. Es importante ganar aquí, donde se hará la Olimpiada el año que viene", decía Gómez Noya, que desde el principio partía como claro favorito.

La prueba se ha desarrollado con total normalidad; las calles cortadas se anunciaron con anticipación a los vecinos y el flujo de público estaba bien organizado, lo que ha permitido disfrutar de la prueba al numeroso público brasileño, que empezaba a familiarizarse así con esta disciplina olímpica.

"La verdad es que nunca había visto algo así, pero me ha parecido muy divertido, sobre todo cuando salen del agua y van corriendo a coger la bicicleta. Es muy emocionante", explicaba a Notimérica Graça Moura, que aprovechaba el domingo para pasar el día tomando el sol en familia.

ESPÍRITU OLÍMPICO POR LA CIUDAD.

El objetivo de los 'eventos test' es precisamente ir llenando la ciudad de espíritu olímpico y testar la organización para resolver posibles errores de cara a los Juegos del año que viene; y aunque en general el balance ha sido muy positivo algunos atletas han lamentado los desniveles en el asfalto de un tramo de una calle.

La calidad del agua, la principal preocupación de la organización por los elevado niveles de contaminación, tampoco ha sido un problema, pues la playa de Copacabana está situada en mar abierto y el agua por lo general está bastante limpia; tan solo acumula algunos residuos físicos cuando llueve.