28 de mayo de 2015

Romário lidera en el Congreso la lucha contra la corrupción en el fútbol

Romário lidera en el Congreso la lucha contra la corrupción en el fútbol
REUTERS

RÍO DE JANEIRO, 28 May. (Notimérica) -

   El ex futbolista Romário de Souza Faria, actual senador por el Partido Socialista de Brasil (PDB) se ha caracterizado en los últimos años por sus advertencias sobre la corrupción en el fútbol y tras el estallido del escándalo en la FIFA ha sido el primero en promover una comisión de investigación en el Congreso para investigar el papel de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

   El vicepresidente de la CBF y directivo de la FIFA José María Marin, fue detenido este miércoles en Suiza sospechoso de formar parte de una red de corrupción que habría recibido hasta 150 millones de dólares en 24 años, y que estaría detrás de la elección de Rusia y Qatar como sedes de los próximos Mundiales.

   "Muchos de los corruptos, ladrones que dañan el fútbol han sido detenidos. Incluso uno de los mayores del país, en lo que se refiere al deporte, que se llama José María Marin", dijo Romário al poco de conocerse la noticia, y añadió: "Tristemente no lo detuvo nuestra Policía, pero alguien lo tenía que detener. Los ladrones tienen que ir a la cárcel".

   Rápidamente el senador reunió 52 firmas de apoyo a la creación de una comisión de investigación -necesitaba 27--. Concretamente, la CBF está acusada de firmar contratos irregulares de patrocinio y derechos televisivos del Mundial de Fútbol que se celebró hace unos meses en Brasil.

   Por el momento la CBF ha anunciado que Marin, que era vicepresidente de la entidad, saldría del equipo directivo hasta que concluya la investigación, y este mismo viernes se ha retirado su nombre que lucía la fachada de la sede en Río de Janeiro.

ROMÁRIO CONTRA LA FIFA

   Metido en política desde hace cinco años el ex jugador del Barcelona, ya intentó formar una comisión de investigación contra la CBF en su primer mandato, pero no consiguió el apoyo suficiente. La entidad que gestiona el fútbol en Brasil ya estaba en el punto de mira desde 1996, cuando hubo un escándalo por unos contratos firmados con Nike.

   Romário fue uno de los más críticos en su día con la organización del Mundial de Fútbol en Brasil y con la FIFA y advirtió de que el evento sería "el mayor robo de la historia".  Criticó que el enorme gasto público en estadios se podría haber invertido en salud y educación y confesó estar decepcionado con el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y con la presidenta, Dilma Rousseff.

   El 'Baixinho', como es conocido en Brasil, es conocido por sus medidas a favor del deporte de base y de la investigación y las ayudas a las personas con enfermedades raras; dos campos que le han valido una gran popularidad: en las últimas elecciones acumuló el 63% de los votos del estado de Río, muy por delante de sus rivales.